Prueba de manejo Porsche Boxster

La tercera generación del Boxster ajusta el espacio, promueve el diseño deportivo e imprime más potencia con nuevo motor
Prueba de manejo Porsche Boxster
El nuevo modelo de Porsche sorprende a fanáticos y nuevos admiradores
Foto: Porsche

Historia

Porsche fue fundada en Stuttgart, Alemania, en 1931 por Ferdinand Porsche y su hijo Ferry Porsche. Ferdinand Porsche nació en Maffesdorf (entonces en Austria, hoy en la República Checa), el 3 de septiembre de 1875 y fue el tercero de los 5 hijos de Anton Porsche, ingeniero y empresario. Desde adolescente se interesó por experimentar con la energía eléctrica. En la exposición universal de 1900, en París, presentó el carro eléctrico Daimler-Porsche, propulsado por 4 motores eléctricos integrados en las ruedas del automóvil.

En 1999 Ferdinand Porsche fue nombrado póstumamente, “Ingeniero Automovilístico del Siglo XX”. En la actualidad, la automotriz Porsche está bajo la tutela de VW.

Presentación

El Boxster fue el primer vehículo Porsche diseñado por Harm Lagaay como un roadster. Hasta entonces, todos los Porsche convertibles habían sido desarrollados en base al coupé de techo sólido.

La primera generación “Boxster” fue lanzada a finales del año 1996 como el modelo del ’97, con un motor central-trasero tipo bóxer de 2.5 litros y seis cilindros.

El nuevo Porsche Boxster del 2013 tiene un chasis más largo, más ancho y más bajo que refina su comportamiento incluso en ruedas y neumáticos más grandes que mejoran la adherencia en las curvas.

También ha perdido peso. Ahora es de 55 a casi 80 libras más ligero a comparación de su modelo anterior. Por último, un nuevo y mejorado motor para el Boxster base proporciona más potencia y mejor economía de combustible.

Este nuevo Boxster mejora a su predecesor en formas sutiles y significativas. En primer lugar, estéticamente se ve más refinado. Muchas de sus curvas sensuales dan paso a los pliegues, los ángulos y mayor definición a lo largo de sus flancos. Una nariz más corta también le da al Boxster un aspecto más cab-forward, mientras que las luces traseras LED modernizar la parte trasera y mejoran el confort interior con más espacio en la cabina.

Cerca de 300,000 unidades han llegado a la carretera de los Estados Unidos, desde que la producción se inició en 1996, por lo que es uno de los autos deportivos más reconocidos del país.

Motor y trasmisión

El Boxster base está propulsado por un motor de 2.7 litros horizontalmente opuesto de seis cilindros (flat-6), que produce 265 caballos de fuerza y 206 libras-pie. Viene de serie con una transmisión manual de seis velocidades. Opcional es una de doble embrague de la transmisión automática con siete velocidades denominada PDK.

El Boxster S viene con un motor de 3.4 litros plana-6 que produce 315 caballos de fuerza y 266 libras-pie de torque.

Estilos y Opciones

El Porsche Boxster es un convertible de dos asientos que se ofrecen en el modelo base y el S. Los modelos bases están equipados con llantas de 18 pulgadas, una tapa de accionamiento eléctrico suave, control de crucero, asientos de seis posiciones ajustables, un volante de posiciones y telescópico, aire acondicionado, tapicería de cuero parcial, Bluetooth y un sistema de sonido de cuatro bocinas con reproductor de CD.

El Boxster S trae un motor más grande, llantas de 19 pulgadas, faros bi-xenón y pinzas de freno pintadas de rojo.

El paquete “Convenience” añade un deflector de aire, asientos con calefacción y doble zona de control de clima automático. El paquete “Premium” incluye las características del “Convenience” más faros adaptativos (bi-xenón para el Boxster base), asientos deportivos eléctricos de 10 posiciones ajustables (con cuatro vías lumbar eléctrico) y espejos con atenuación automática. El paquete de información y entretenimiento, trae un sistema de navegación y un sistema de sonido de siete bocinas con radio por satélite, el iPod y conectividad USB.

Otro paquete extra incluye llantas de 20 pulgadas, una suspensión adaptativa, frenos cerámicos compuestos, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, y la dirección deportiva con paletas de cambio PDK. Los que buscan mejor rendimiento, pueden optar por el paquete “Sport Chrono”, que añade montajes dinámicos de transmisión-dicho para minimizar la transferencia de peso durante maniobras de cambio-, un cronómetro, la configuración de chasis conductor regulable y, con la transmisión PDK, con el lanzamiento de control.

Las opciones del interior incluyen asientos deportivos que pueden ser equipados con calefacción, ventilación y funciones adaptativas, un volante con calefacción, control de voz, radio satelital, un cambiador para seis CD, iluminación ambiental interior y un sistema de sonido envolvente de 10 bocinas Bose. Luego están las numerosas opciones de personalización que cubrirán casi cualquier superficie interior en cuero, aluminio, fibra de carbono, detalles en madera o pintura exterior.

Al igual que con todos los Porsche, el precio de un Boxster puede escalar con sólo un puñado de opciones. Y vaya qué hay opciones: una casi abrumadora variedad de cuero, aparatos de equipamiento, opciones de ruedas y mejoras de rendimiento.

Diseño de Interiores

El anterior Boxster no era el mejor amigo de los conductores más altos. El nuevo modelo coloca los asientos en posiciones más bajas y hay un mayor espacio para los ocupantes. El interior cuenta con materiales de primera calidad, y ahora los medidores, salpicadero y consola central es prestado de la elegancia ergonómica del Porsche Panamera.

El espacio adicional sale de la cabina y como antes el Boxster aún carece de espacio de carga significativa. Sus dos maleteros – uno frontal, y uno trasero – son bastante pequeños, aunque combinados suman un total de hasta unos 10 pies cúbicos de espacio de carga con la tapa levantada o baja.

La capota de lona está llena de energía y se pliega en solo 10 segundos. Este nuevo Boxster es más agradable ahora, con el nuevo material de amortiguamiento de sonido, que suprime el ruido exterior más ambiental.

Seguridad

En características de seguridad estándar el Porsche Boxster incluye frenos de disco antibloqueo, control de estabilidad y tracción, airbags de impacto lateral con doble tórax y aros de seguridad rollover sobre los reposacabezas.

En carretera

Una vez en marcha, hay pocas experiencias de conducción como el Porsche Boxster. Sus dimensiones compactas, y una disposición del motor central ayuda a maximizar la capacidad de manejo haciéndolo sentir pegado a la carretera. Y aunque el viaje sea largo el carro se asienta rápidamente después de encontrarse con las imperfecciones del camino. Creo que la nueva dirección que trae el modelo 2013 se sentirá más transparente y comunicativa para todos los conductores.

El Boxster tiene dirección eléctrica con asistencia, y puedo decir que el nuevo sistema es tan bueno que sólo un experto de Porsche con una mayor imaginación, podía sentir la diferencia de la configuración hidráulica con asistencia al modelo anterior, una medida que ayuda a mejorar la economía de combustible, aunque a menudo a costa de poner en peligro la comunicación de los neumáticos.

No es un auto de lujo al conducirlo. Es un carro deportivo que tiene la agilidad y gracia que muy pocos llevan. Para el que le gusta la gama de deportivos, le encantará, para el que busca comodidad, lo pensará.

Conclusión

El Porsche Boxster compite contra un decididamente pequeño grupo de rivales, cada uno con sus propias fortalezas. El BMW Z4 y el Mercedes-Benz SLK-Class son los más notables, y ambos se benefician de espacio libre adicional y un techo rígido plegable. Pero si probamos los rangos de rendimiento, el Porsche Boxster sigue siendo inigualable.

El Porsche Boxster entra en su tercera generación, pero la misma conserva todo el estilo anterior y la emoción que han hecho la elección de muchos. Una excelente compra para un buen conocedor.

US $ 49,500 hasta el modelo S US $ 60,900

20 mpg en la ciudad/ 30 mpg en la carretera, motor de 2.7 litros de 6 cil.

20 mpg en la ciudad/ 28 mpg en la carretera, motor de 3.4 litros de 6 cil.

?>