Cedillo y Gardea atraen a pocos votantes en LA

En algunos colegios electorales solo había votado un 10 % de los electores registrados en el Distrito 1 de Los Ángeles durante la mañana

Cedillo y Gardea atraen a pocos votantes en LA
Se ha observado poca asistencia de votantes en el Distrito 1 de Los Ángeles, durante la segunda vuelta de las elecciones locales.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

Juana Ramírez considera importante ejercer el derecho al voto, por lo que llevó con ella a votar en las elecciones municipales de Los Ángeles, a uno de sus hijos que estaba renuente a hacerlo.

‘No estoy muy interesado en la politica”, dijo Miguel Ramírez, a la salida del centro de votación ubicado en la Iglesia Pilar de Fuego, en la Calle Figueroa, en Highland Park. “No estaba seguro si era importante porque nunca pienso en temas políticos”, dijo el joven Ramirez.

Durante la mañana, los ciudadanos residentes en el Distrito 1, disputado por Gil Cedillo y Jose Gardea en una segunda vuelta, habían respondido poco al llamado a votar.

Segun Orlando Villagran, uno de los encargados del recinto ubicado en el Centro Recreativo Highland Park, menos de cien personas habían votado hacia la 1 pm, de un listado de 950 personas, un 80 % de ellas de origen latino.

“Ha estado un poco más tranquilo que la vez anterior, aunque las personas tienden a llegar después de las 5 de la tarde”, dijo Villagran.

Aunque los jóvenes se han acercado a los centros, traídos por sus padres o por cuenta propia, la mayoría de los votantes que se han observado en los centros son personas de la tercera edad.

‘”He votado durante muchos años porque tenemos que participar en todo y porque si un día juramos que íbamos a votar, que ibamos a ayudar, aquí estamos para hacerlo”, dijo Alicia Ortiz, refiriéndose al juramento de ciudadanía. “Tenemos que votar para presionar y para ayudar a mirar y a vigilar a los que hacen cosas malas”, dijo Ortiz, tocando el tema de las actividades de pandillas que han afectado al noreste de la ciudad, especialmente Highland Park.

Ortiz ejerció su voto en la Iglesia Presbiteriana Esmirna, en donde, de acuerdo con el encargado del recinto, Antonio Bautista, solo unas 96 personas de un total de 500 habian ido a votar en un lapso de seis horas. Aproximadamente el 95% de los votantes registrados para votar allí es de origen latino.