El aire de Los Ángeles está menos contaminado

La contaminación del aire en la ciudad de Los Ángeles ha disminuido gracias a las medidas tomadas para reducir la polución generada por el tráfico vehicular
El aire de Los Ángeles está menos contaminado
Pese al gran tráfico de vehículos en Los Ángeles, las modificaciones tecnológicas han ayudado a disminuir la contaminación del aire.
Foto: Archivo / AP

LOS ÁNGELES.- La contaminación y la composición química del aire en la ciudad de Los Ángeles ha disminuido durante las últimas décadas gracias a las medidas tomadas para reducir la polución generada por los automóviles, certificó hoy un informe científico.

El trabajo constató que los niveles de nitrato que acarreaban picor en los ojos a los habitantes de esa urbe californiana habían caído de forma significativa.

“Ésta es una buena noticia. Nuestro estudio muestra exactamente cómo ocurrió y confirma que las políticas de California para controlar las emisiones han funcionado como estaba previsto”, aseguró la jefa del equipo de investigadores, Ilana Pollack, del Instituto Cooperativo de Investigación de Ciencias Medioambientales (CIRES).

Esa entidad forma parte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA) con sede en la Universidad de Boulder en el estado de Colorado.

Las conclusiones del informe se basaron en una comparación de datos recogidos en 1960 y los provenientes de un análisis realizado en 2010, y se publicarán en la revista Journal of Geophysical Research-Atmospheres.

Desde que en 1960 se identificaron los óxidos de nitrógeno y los componentes orgánicos volátiles como responsables de los niveles de contaminación en el aire angelino, las autoridades fueron tomando iniciativas para limitar que continuaran siendo desprendidos a la atmósfera, principalmente a través de los tubos de escape de automóviles.

Esos contaminantes también se producen por plantas de producción eléctrica, fábricas y por la propia vegetación.

El estudio asegura que la calidad del aire ha mejorado a pesar de que la población y los vehículos que circulan por el condado de Los Ángeles se han triplicado en los últimos 50 años.

“Algunas de las reacciones químicas que tienen lugar en la atmósfera se han dado la vuelta por la reducción de las emisiones. Los elementos en la atmósfera ahora favorecen que se forme ácido nítrico y es menos probable que se genere ozono y peroxiacetilo de nitrato (PAN)”, indicó Pollack.

El PAN ha estado históricamente asociado con la irritación de los ojos en la ciudad de Los Ángeles.