Al final, pero lo logra

En epílogo con tintes de drama, EEUU saca la victoria al minuto 92
Sigue a La Opinión en Facebook
Al final, pero lo logra
La banca de Estados Unidos 'aplasta' a su héroe, Brad Evans, quien anotó el gol que podría significar el que ponga a su equipo en Brasil.
Foto: AP

KINGSTON, Jamaica (EFE).— Estados Unidos, con un gol en los minutos de descuento, venció ayer a domicilio por 1-2 a Jamaica, en la cuarta jornada del Hexagonal Final de la Concacaf rumbo al Mundial Brasil 2014, y dio un gran paso para asegurar su pase.

Tras la victoria, la segunda que consigue en el Hexagonal tras vencer también por 1-0 a Costa Rica en el polémico partido de la nieve disputado en Denver, pasa a ocupar el primer puesto provisional de la clasificación con siete puntos, a la espera de que culmine la jornada de esta noche.

Jamaica, por su parte, ve cuesta abajo su aspiración de ir a Brasil, ya que sigue de colista con dos puntos.

El delantero Jozy Altidore, al minuto 30, con cabezazo tras centro de Graham Zusi, logró para Estados Unidos el gol que parecía sería el decisivo, pero al 89′ un fallo de la defensa del equipo de las barras y las estrellas permitió a Jermaine Beckford igualar.

Sin embargo, Estados Unidos, que hasta entonces especuló con el 0-1 para asegurar el triunfo, se fue con todo al ataque, y a los 92′ el volante Brad Evans remató perfecto un balón tras un córner y logró el gol que podría valer el boleto al Mundial.

La emoción y el suspenso que tuvieron los últimos minutos del partido no tuvo nada que ver con lo que había sucedido hasta el empate de Jamaica, ya que Estados Unidos siempre tuvo el control.

El 0-1 llegó en el mejor momento para Estados Unidos, que había sido siempre el que mejor futbol ofensivo propuso y el que tuvo también más oportunidades de inaugurar el marcador por medio del defensa derecho Fabian Johnson y el centrocampista Michael Bradley.

Estados Unidos en la segunda parte buscó asegurar la ventaja, y para eso el entrenador alemán Jurgen Klinsmann metió al 59′ al defensa Geoff Cameron por Jermaine Jones,, y el equipo cerró más las líneas y dejó sólo arriba a Altidore y a Clint Dempsey.

Jamaica necesitaba buscar al menos el gol del empate y el seleccionador Theodore Whitmore también mantuvo en el campo a los 11 jugadores que iniciaron, pero con mayor presión por las bandas para intentar superar a la bien colocada defensa estadounidense que no les dejó espacios.

Estados Unidos siempre supo enfriar el partido y le quitó ritmo sin que la mejor arma de los “Reggae Boyz”, la fuerza física, pudiese ser factor ganador.

La estrategia de Klinsmann había sido perfecta hasta que surgió el gol de Beckford que se la estropeó solo por tres minutos, el tiempo que tardó Evans en marcar el tanto salvador.

El partido fue el segundo que protagonizaron ambos equipos en la fase de clasificación después que en la ronda de semifinales Jamaica ganó por 2-1, el 7 de septiembre del 2012, siendo la primera derrota que sufría Estados Unidos en los enfrentamientos con los jamaiquinos.

El próximo rival de Estados Unidos será Panamá, en el estadio CenturyLink, de Seattle, el próximo martes.

Estados Unidos jugará también de local, en el Rio Tinto Stadium, de Salt Lake City, el 18 de junio ante Honduras, partidos que definirán el futuro de los tres equipos para estar en el Mundial de Brasil 2014, que ahora está más cerca para el de las barras y las estrellas.