LeBron siempre antepone a su equipo

La estrella de la NBA asegura que para jugar este deporte es importante pensar primero como equipo que pensar individualmente.
LeBron siempre antepone a su equipo
LeBron siempre antepone a su equipo
Foto: AP

Miami, Florida – Con siete simples palabras, LeBron James explicó la filosofía detrás de cómo él juega el deporte. “He hecho más y he perdido antes”.

Así fue la respuesta a la pregunta que le fue presentada este sábado — un día antes que él y el Miami Heat se enfrenten a los San Antonio Spurs e intenten equilibrar la Final de la NBA a una victoria — acerca de la percepción de que necesita ser más agresivo en ocasiones. Fue casi como si estuviera esperando la pregunta y ya que tenía la respuesta preparada.

En resumen, James ha acumulado números geniales en los pasados playoffs, pero nunca obtuvo los resultados geniales que buscó por casi una década hasta la temporada pasada, cuando él y el Heat ganaron un título.

“Cuando estaba en Cleveland, jugamos contra Orlando en la Final de la Conferencia del Este y creo que promedié 38, 36, o lo que sea que promedié”, dijo James, refiriéndose a la serie de 2009, cuando promedió 38.5 puntos, 8.3 rebotes y ocho asistencias. “Me imagino que debí de haber hecho más en esa serie también. Pero no puedo& hago lo que es mejor para el equipo. Lo que es lo mejor para el equipo, no siempre tiene como resultado ganar”.

Por ejemplo: Orlando ganó esa serie en seis partidos.

Otro ejemplo: James acumuló un triple doble, uno de los estándares dorados desde siempre para definir un partido de baloncesto como exorbitante en general, en el Juego 1 de esta Final contra los Spurs- un esfuerzo de 18 puntos, 18 rebotes y 10 asistencias. Pero vino con una derrota en la cual él tomó solamente 16 tiros, así que era predecible volver a repasar lo sucedido.

Y el sábado, el estilo del juego de James fue defendido- no solamente por aquellos que están de su parte, sino también por el jugador que lidera al equipo contrario.

“Él está bastante grande”, expresó el dirigente de los Spurs, Gregg Popovich. “No necesita que ninguno de ustedes le diga algo. Él sabe más que todos ustedes juntos. Entiende el deporte. Si hace un pase y todos ustedes piensan que debió de haber tirado, o si tira el balón y ustedes creen que la debió de haber pasado, sus opiniones significan nada para él, como no deberían significarle nada”.

James será juzgado por la historia cuando se despida del deporte. Pero por ahora, es frecuentemente juzgado contra su propia historia.

Quizás el partido más memorable de su estadía en Miami fue el Juego 6 de la temporada pasada en la Final de la Conferencia del Este en Boston, donde se esforzó para 45 puntos y 15 rebotes para simplemente dominar a los Celtics y forzar un Juego 7- el cual el Heat ganó para llegar a la Final de la NBA.

A menudo se olvidan de que anotó 45 puntos en un partido de los playoffs en Boston en una ocasión, en lo que fue el partido final de la temporada de Cleveland del 2007-08.

“El Juego 6 en Boston, vamos, eso fue el show de LeBron James“, cimentó el defensa del Heat, Dwyane Wade. “Hicimos nuestro trabajo defensivamente, pero le dimos el balón y& nos salimos del medio. Ese fue el momento, nosotros siendo capaces de entrar en ese partido y para él desempeñarse del modo en que lo hizo y nosotros siendo capaces de dominar de la forma que lo hicimos, ese fue el momento en que dije, ‘Sí, somos un equipo de campeonato'”.

Aún así, le preguntaron a Wade si no era injusto el esperar ese nivel de James en todos los partidos.

“Bueno, pues sí”, contestó Wade. “Pero Lebron puede hacer lo que quiera. Él puede controlar el juego de muchas maneras”.

James creó un revuelo durante la final de este año del Este cuando dijo que tenía que revertir a como cuando estaba en Cleveland y asumir más de la carga ofensiva. Eso fue cuando Chris Bosh estaba en aprietos y Wade estaba particularmente más lento por el dolor en la rodilla derecha contra el cual ha luchado- a veces sin éxito- durante casi tres meses.

Después de todo, cuando se fue de Cleveland como un agente libre tras siete temporadas y vino a Miami en 2010, dijo que quería ser parte de un equipo mejor en general que pudiera estar en la contienda todos los años por el título. Y claramente, dado que el Heat está en la Final por tercera ocasión en tres temporadas y tiene la oportunidad de ganar el título consecutivamente, se ha cumplido su deseo.

“Desearía que pudiésemos terminar de 16-0 en los playoffs“, dijo James. “Eso sería asombroso. Hay desafíos que vienen del deporte. Uno aprende partido tras partido en las maneras que uno puede mejorar. Quiero ganar con tantas ansias como cualquiera. Me voy a poner en la posición de ganar. Tengo que intentar hacer las jugadas. No me puedo preocupar si la gente está diciendo, ‘Debiste de haber hecho más, debiste de ser más agresivo’ porque uno es derrotado”.

Respecto a lo que le espera en el Juego 2, James insiste en que no sabe.

A menudo ha dicho que no predetermina cómo va a jugar- intentar anotar más, pasar más- antes de un partido y simplemente deja que el fluir y lo que su equipo en última instancia necesita sean su guía. Y ha reiterado esta postura entre el Juego 1 y 2 de esta serie.

Mientras Miami gane, sus estadísticas no importarán, insiste.

“Los Spurs hicieron un buen trabajo encogiendo la cancha… así que si esa es su estrategia, vamos a seguir aprovechándonos de eso”, comentó James. “Y creo que nuestros jugadores estarán ahí, para anotar todos esos canastos. Pero también hubo algunas jugadas en donde pude haber sido más agresivo. Pero es el Juego 1, creo que mejoraré a medida que progrese la serie, viendo de qué manera puedo ser más agresivo una posesión tras otra”.