Representantes debaten polémico plan migratorio

El futuro de la reforma migratoria depende de lo que ocurra en esta asamblea
Representantes debaten polémico plan migratorio
El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte.
Foto: Archivo / AP

WASHINGTON, D.C.- Como el proyecto de ley migratorio más extremo que se ha analizado en este Congreso. Así definieron activistas y líderes pro inmigrantes, la propuesta que debatió hoy la Cámara de Representantes.

El futuro de la reforma migratoria depende de lo que ocurra en esta asamblea. Aunque el Senado avance en el debate, ambas cámaras del Congreso deben llegar a un acuerdo para promulgar la ley.

Hasta ahora el Comité Judicial de la Cámara de Representantes ha debatido una serie de propuestas relacionadas con inmigración, sin abordar el proceso de legalización.

Ayer, el subcomité de inmigración analizó el proyecto de ley “Fortalecer la aplicación de la ley (SAFE)”. La propuesta criminaliza a la población indocumentada y establece castigos para las personas que entran ilegalmente o aquellos que se quedan más allá del tiempo en que expiran sus visas.

El plan incluye penas de seis meses, dos, 10 y 15 años, dependiendo del número de cruces ilegales, considerando los antecedentes penales de los acusados. Además, autoriza a los estados a ejercer el control de inmigración.

La congresista Zoe Lofgren (D-CA) insistió en que el proyecto de ley era muy similar a la polémica propuesta migratoria de 2005, del legislador James Sensenbrenner (R-WI), que motivó protestas masivas de inmigrantes.

“Esta propuesta convierte a todos los inmigrantes indocumentados en criminales y especifica que cada día que permanecen en el país, continúan cometiendo un crimen”, aseguró.

“Este debate está yendo en la dirección equivocada. Creo que es lamentable. Estamos reduciendo a los 11 millones de indocumentados a ladrones, traficantes de drogas, miembros de pandillas. Esa no es la verdad. Son las madres y padres de 4 millones de niños ciudadanos”, comentó Gutiérrez.

“Es poco realista pensar que vamos a tener cualquier tipo de reforma migratoria sin considerar la opinión del sector para el control de inmigración”, comentó Raúl Labrador (R-ID).

El presidente del Comité Judicial, Bob Goodlatte (R-VA) dijo que haría un anuncio la próxima semana respecto a cuándo debatirá y votará este proyecto de ley.

Por otra parte, se espera que la próxima semana la Cámara de Representantes presente una propuesta migratoria paralela apoyada por siete legisladores de ambos partidos.

Hoy los congresistas Luis Gutiérrez (D-IL) y Xavier Becerra (D-CA) compartieron detalles del plan con el Caucus Hispano.

Si se logra presentar un proyecto bipartidista, el presidente de la Cámara de Representantes deberá decidir qué opción tomar. Si respalda proyectos de ley aislados como SAFE y hace de eso la política migratoria de su liderazgo o si apoya un plan más moderado que incluya un camino a la ciudadanía para los indocumentados.