Lo que debe saber sobre el Virus del Papiloma Humano

El VPH se transmite vía sexual y es prácticamente asintomático hasta que ha avanzado de manera importante.
Lo que debe saber sobre el Virus del Papiloma Humano
La vacuna contra el VPH es eficaz.
Foto: AP

Hay palabras que pueden provocar un profundo temor, como son infección, contagio o riesgo. Sin embargo, para tener una práctica sexual que no atente contra la salud física y emocional, es preciso poner atención en las llamadas infecciones de transmisión sexual (ITS), para poner manos a la obra en lo que corresponde a la prevención.

Anabel Ochoa, autora del libro El universo de la sexualidad de Ediciones Punto de Lectura, explica que el contacto íntimo entre dos cuerpos propicia intercambio de sustancias que no dependen de situaciones como compartir el vaso, un beso o tocar el sudor. Y justamente por esta razón, es importante tener presente que aún la pareja más simpática, educada y hasta hermosa, no garantiza que no sea portador de algún virus.

En palabras de la experta, el Virus del Papiloma Humano (VPH) es un bichito microscópico, imposible de ser detectado a simple vista, y explica que este virus vive entre nosotros, de hecho es endémico (epidemia extendida) en toda América Latina.

“El hombre es transmisor de este virus. La mayoría de ellos no lo sabrá, ni su pareja tampoco. Y es que tiene un inconveniente: puede ser asintomático, es decir no producir síntomas. De modo que es más fácil que los genitales masculinos no muestren absolutamente nada a simple vista, todo en orden, todo aparentemente sano, aunque lleven el virus como fatal regalo”, señala.

El VPH es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer cérvico-uterino, el cual es totalmente curable de detectarse a tiempo, por lo que sin importar que ella no haya manifestado algunos síntomas como verrugas en los labios externos de la vulva o a la entrada de la vagina, gracias a la revisión médica y la prueba del Papanicolau, puede ser atendido antes de que derive en otra situación más difícil de atender.

Esta prueba consiste en tomar una muestra de las paredes internas de la vagina, lo cual no provoca dolor, y dicha prueba se analiza en el laboratorio a fin de detectar si las células tienen forma normal o anormal (displasia). La experta explica que si se presenta algo fuera de rango, es señal de un proceso presumiblemente maligno y es el momento perfecto para intervenir: “Por esta razón debe hacerse el Papanicolau casi durante toda su vida, mínimo una vez al año. ¿A qué edad? Eso no importa. Será desde el momento en que inicia su vida sexual. Se trata de descubrir lo que el cuerpo esconde en silencio para curarse a tiempo, y que sólo las relaciones sexuales han podido transmitir”.

Sin importar el tiempo que una pareja tenga junta, lo ideal es que ambos se informen y prevengan el contagio de VPH, así como acudan juntos al médico para que reciban asesoría y aclaren dudas, ya que no es un tema del cual sólo las mujeres deban estar al tanto y ocupadas para atender su salud física, también es un asunto que corresponde a los hombres para un responsable ejercicio de su sexualidad.

Colaboración de Fundación Teletón México

“La prudencia empodera tus palabras”

Bojorge@teleton.org.mx