El uso de adhesivos en los autos podría aumentar en el futuro

Lo que antes eran remaches y puntos de soldadura, hoy están siendo sustituidos por adhesivos, que son más ligeros y reducen costos. Aunque también suponen un riesgo en seguridad.
El uso de adhesivos en los autos podría aumentar en el futuro
Los adhesivos han tomado un papel protagónico en la construcción de automóviles
Foto: AP

Los fabricantes de automóviles como Audi y Mercedes-Benz están recurriendo a los adhesivos de alta tecnología a medida que buscan formas de hacer los autos más ligeros de peso.

Las automotrices están utilizando más aluminio y otros materiales compuestos que no pueden ser soldadas entre sí, pero tienen que ser pegados con adhesivos que no perderán su fuerza y puede mantener unidas las partes, incluso a alta velocidad y alta presión.

Eso pone a los adhesivos industriales compuestos por sustancias químicas, -como las poliolefinas que se utilizan en los zapatos Croc y cuerdas de la raqueta de tenis-, como sustancias elementales en la lista de la compra los fabricantes de automóviles.

El mercado de adhesivos automotrices actualmente representa menos del 10 por ciento del mercado mundial de adhesivos, pero los expertos de la industria pronostican la cantidad de cola utilizada en un carro medio puede crecer al menos un tercio en los próximos 5 a 10 años, de alrededor de 15 kilogramos ahora.

Así como selladores que llenan en pequeños huecos en las diversas articulaciones de un vehiculo, adhesivos estructurales más fuertes se pueden utilizar ahora para mantener juntas y endurecer las piezas y componentes de soporte de carga como puertas, parachoques y los puntales.

Proporcionando adhesivos a medida que pueden absorber el choque de un accidente y reducir peso y uniones, es una buena noticia para proveedores como Henkel, PPG y Atlas Copco que les permite empujar los precios más altos y hacer más beneficios. Las normas de emisiones más estrictas en los principales mercados significarían que los vehículos tienen que ser más eficientes en combustible y menos contaminantes, y en la mayoría de los casos significa que tendrán que ser más ligeros que el peso medio de 3 mil libras el año pasado.

La adición de energía te hace más rápido en las rectas, restando peso te hace más rápido en todas partes, solía decir ” Colin Chapman, fundador de la Lotus. Sin embargo, mientras que una vez fue el dominio exclusivo de los autos de carreras, hoy el material mas ligero es cada vez más habitual en los vehículos de la calle.

Productores como “Alcoa” esperan triplicar las ventas de hoja de aluminio para los fabricantes de automóviles en 2015, ya que estos están optando por el ligero metal en vez del acero para puertas, parachoques y culatas.

Bernd Mlekusch, jefe de desarrollo de la tecnología de Audi, dijo que la proliferación de materiales ligeros compuestos puede hacer que la cantidad de pegamento utilizado en un vehículo Audi, – que a menudo se ilustra con los fabricantes de automóviles en la longitud total de la sustancia de unión utilizada en lugar de peso-, haga aumentar de 100 metros que ya se usan actualmente a 150 metros por unidad.

Debido a que la unión adhesiva aumenta la rigidez de la carrocería, el vehículo puede absorber mejor los golpes y el ruido. También hace lograr un mejor manejo y ayuda a absorber el impacto de un choque.

El nuevo Cadillac CTS de la General Motors utiliza 118 metros de adhesivos estructurales, más que la longitud de un campo de fútbol, lo que ayuda a hacer que el vehículo sea 40 por ciento más rígido que su antecesor. El uso de aluminio para las puertas de la CTS quita 55 libras al peso del carro, comparado al modelo anterior.

Andrew Christie, director de producto de material de ingeniería de la división de soluciones de PPG en Alemania, dijo que no había fractura de temple adhesivos en el mercado que podrían absorber la energía de un impacto mucho más eficiente que los adhesivos convencionales o incluso puntos de soldadura. “Una de las cosas claves para sobrevivir a un accidente es que la estructura debe absorber el impacto y no tú o yo”, dijo.

Sin embargo, los adhesivos no vienen sin sus defectos. En 2010, la marca Fiat Ferrari llamó a revisión 1’248,458 autos en Italia, después de determinar que un adhesivo especial que se utiliza para conectar una pantalla térmica en el interior del paso de la rueda era propenso al calentamiento y ha causado varios carros a punto de estallar en llamas. Ferrari sustituyó posteriormente las secciones pegadas del escudo térmico con remaches metálicos.

El adhesivo es el futuro, pero así como los vehículos eléctricos, hay mucho camino por recorrer.

Alrededor de la web