Salieron ‘con permiso’

Directivo admite que tricolores sí abandonaron concentración
Salieron ‘con permiso’
Llegada dell Tri a Belo Horizonte, donde mañana se despide de la Confederaciones contra Japón.
Foto: AGENCIA REFORMA

BELO HORIZONTE, Brasil.— Primero lo negaron, pero ayer, el director de Selecciones Nacionales admitió que jugadores del Tricolor sí abandonaron la concentración en Brasil.

“Tuvieron salidas, siempre con un permiso. Tienen una hora para regresar y nadie regresó tarde”, confirmó Héctor González Iñárritu cuando se le preguntó sobre la asistencia de jugadores y cuerpo técnico al “table dance” Termas Centaurus, durante tres noches, cuando se suponía que deberían estar concentrados para sus partidos de la Copa Confederaciones.

Apenas el miércoles, el entrenador José Manuel de la Torre negó que los jugadores hubieran abandonado la concentración tricolor.

“No tengo reporte ni queja ni nada, para que ya no se especule de esto. Ahorita no hay ninguna indisciplina. No tengo una cámara para seguir a los jugadores 24 horas”, comentó ayer González Iñárritu.

El directivo añadió que aunque respeta el trabajo de la prensa, le molesta que se publiquen cosas así “porque muchos tenemos familia y nos metemos en problemas”.

Iñárritu insistió en que cada jugador es responsable de su tiempo libre.

“El jugador elige su actividad cuando tiene el tiempo libre. No tengo reporte ni queja ni nada”, insistió el directivo, quien descartó que estén buscando un sucesor para José Manuel de la Torre.

Ayer, CANCHA publicó que jugadores y cuerpo técnico visitaron la semana pasada en tres ocasiones el antro-SPA Termas Centaurus de Río de Janeiro.

De acuerdo a más de 10 testigos, jugadores como Javier Hernández, Giovani dos Santos, Andrés Guardado y Francisco Javier Rodríguez, entre otros, visitaron el “table dance” el jueves de la semana pasada, donde, de acuerdo a los informantes, estuvieron muy animados.

La selección arribó ayer a su última parada en la Confederaciones, la de Belo Horizonte, para medirse mañana a Japón.

El conjunto mexicano demoró su traslado desde Fortaleza, de donde volaría en un principio a las 11:00 de la mañana para salir finalmente cerca de las 3:00 de la tarde y llegar al Estado de Minas Gerais pasadas las 6:00 p.m. Sin embargo, el intenso tránsito en esta ciudad originó que el equipo se tardara más de hora y media en llegar por fin a su hotel de concentración en la zona de Belvedere. Apenas un par de aficionados mexicanos acudieron para darle la bienvenida al equipo. Eso sí, con sombrero y playera que les firmó el jugador Andrés Guardado. Los seleccionados ingresaron rápido a su hotel y a las habitaciones, ya que la zona del lobby se percibe desde la avenida. Ya que los jugadores entraron, al lugar llegaron más seguidores del Tricolor, quienes se quedaron con las ganas de verlos. “Ni modo, ya será mañana [hoy], ojalá los podamos ver en el entrenamiento”, dijo un aficionado que acudió con su esposa y dos niños. El Tricolor ya no entrenó en Belo y será hasta hoy cuando vaya al Estadio Mineirao para el reconocimiento de la cancha.

Alrededor de la web