California se retrasa en entrega de beneficios a veteranos

El problema se ha agudizado tras las guerras de Irak y Afganistán

Guía de Regalos

California se retrasa en entrega de beneficios a veteranos
El piloto Joseph Camacho habla en una conferencia de prensa en Oakland sobre cómo le ha afectado la demora en los reclamos de beneficios para veteranos.
Foto: Suministrada

Por más de un año, el piloto militar Joseph Camacho ha esperado que le reanuden sus beneficios por discapacidad, que le cancelaron después de ser víctima de robo de identidad.

Jaime García, un oficial retirado de la Marina, tiene más de dos años en espera de que le resuelvan una petición de asistencia para la depresión que sufre y que cree está conectada con el servicio que prestó entre los años 1972-1975.

Even Allen es una aviadora retirada que estuvo en la Guerra del Golfo y que ha aguardado por dos años que le resuelvan un reclamo por el trauma multisexual que sufrió dentro las fuerzas armadas.

Con el regreso de miles de veteranos de Irak y Afganistan, el Departamento Federal de Veteranos está batallando para procesar sus reclamos de beneficios por discapacidad, educación y desempleo.

El problema es particularmente agudo en California porque es el estado que tiene el mayor número de veteranos de todo el país con dos millones.

El promedio de días que se toma procesar un reclamo en la oficina de veteranos de Oakland que abarca todo el Norte del estado aumentó de 283 a 441 de enero a diciembre de 2012.

“Esto no es asunto político ni partidista. Este es un fracaso de una nación que prometió hacerse cargo de sus veteranos al regresar a casa.Y aquí en el gran estado de California, tenemos uno de los peores rezagos de la nación”, dice Camacho, el piloto militar.

Even Allen no podía creer cuando regresó a casa, que los veteranos no tenían los recursos necesarios para hacer la transición a la vida civil. “Es desgarrador que tuve que esperar tanto para una petición que me negaron y después volver a presentarla. He tenido que esperar otros dos años para que mi trauma sea completamente reconocido”, lamentó.

García comenta que lo único que desea es recibir del Departamento de Veteranos la asistencia que necesita. Este veterano incluso llegó a dormir abajo de las autopsitas hasta que recibió ayuda para una vivienda temporal del programa no lucrativo Programa de Recursos de los Veteranos de Fremont, al Norte del Estado.

Para solucionar este problema, los legisladores aprobaron en el presupuesto estatal 2013-14, tres millones de dólares para enviar equipos a las oficinas de veteranos que ayuden a reducir el trabajo atrasado.

Adicionalmente destinaron otros tres millones de dólares para las oficinas de los servicios de veteranos de los condados.

“Los veteranos de California están sufriendo, y el presupuesto en el escritorio del gobernador provee personal para asistir al Departamento Federal de Asuntos de los Veteranos en la reducción del vergonzoso atraso en los reclamos de los veteranos”, dijo la asambleísta demócrata de Berkekey, Nancy Skinner.

Susan Fishbein del Departamento Federal de Asuntos de Veteranos en Los Ángeles dijo que no podía comentar sobre el nuevo financiamiento hasta que el gobernador firme el presupuesto.

El financiamiento aprobado por los legisladores es solo una ayuda al gobierno federal y a los condados para lidiar con el problema del rezago. “Las causas del atraso en la atención tienen que ver con el aumento en el número de veteranos y el que no se tiene el suficiente personal”, dijo Tracie Morales, portavoz de la oficina de la asambleísta Skinner.

En un comunicado emitido hoy por el Departamento Federal de Asuntos de los Veteranos sobre el problema, anunciaron que se pagaran horas extras en todo lo que resta del año a los que procesan las peticiones en 56 oficinas regionales para aumentar la producción de decisiones sobre las peticiones.