‘Snowden sigue en Rusia’

Washington está en contacto con Moscú para que le envíen a EEUU
‘Snowden sigue en Rusia’
El ex técnico de la CIA Edward Snowden no estaba a bordo del avión que salió ayer de Moscú con destino a La Habana, según indicó una fuente de los servicios de seguridad rusos.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C.— Estados Unidos da por sentado que Edward Snowden, quien reveló programas secretos de la Agencia de Seguridad Nacional, sigue todavía en Rusia, y Washington está en contacto con Moscú con la esperanza de que los rusos lo expulsen y envíen a Estados Unidos para enfrentar cargos penales, dijo ayer lunes el vocero del presidente Barack Obama.

En declaraciones por separado en la Casa Blanca, el propio Obama dijo que Estados Unidos está siguiendo los canales legales para traer de vuelta a Estados Unidos a Snowden. El Presidente afirmó que su Gobierno trabaja con otros países para asegurarse de que “se respete el estado de derecho”.

Un reportero le preguntó si él había analizado la situación de Snowden con el presidente Vladimir Putin. Obama no respondió directamente a la pregunta.

Anteriormente, el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney dijo que Estados Unidos asume que Snowden está en Rusia, donde huyó tras abandonar Hong Kong.

Carney dijo que la decisión de Hong Kong de no haber detenido a Snowden mientras estuvo en ese territorio “incuestionablemente” ha dañado las relaciones entre Estados Unidos y China.

Snowden salió de Hong Kong y viajó a Moscú, pero al parecer no abordó un vuelo a Cuba como se esperaba y su paradero está envuelto en el misterio. Julian Assange, fundador de la organización WikiLeaks, dijo que no entraría en detalles sobre el paradero de Snowden, pero que estaba a salvo.

Assange agregó que Snowden ha solicitado asilo en Ecuador, Islandia y posiblemente otros países.

En la Casa Blanca, el vocero Jay Carney dijo que Estados Unidos espera que los rusos “revisen las opciones que tienen a su disposición para expulsar al señor Snowden a Estados Unidos para enfrentar la justicia por los delitos de los que se le acusan”.

“Los chinos han enfatizado la importancia de edificar una confianza mutua”, agregó. “Y ahora pensamos que han asestado un serio revés a ese esfuerzo. Si no podemos contar con ellos para cumplir con sus obligaciones legales sobre extradición, entonces hay un problema y ese es un argumento que se lo estamos comunicando muy directamente”.

Snowden estuvo oculto en Hong Kong, una excolonia británica con cierto grado de autonomía de China continental. Estados Unidos solicitó formalmente la extradición de Snowden pero los funcionarios de Hong Kong dijeron que la solicitud estadounidense no cumplía plenamente con sus leyes. El Departamento de Justicia rechazó esa afirmación diciendo que había cumplido con todos los requisitos del tratado de extradición entre Estados Unidos y Hong Kong.

Carney dijo que “no aceptamos que haya sido una decisión técnica de un funcionario de inmigración de Hong Kong. Esta fue una decisión deliberada del Gobierno de liberar a un fugitivo pese a una orden de arresto válido y esa decisión incuestionablemente ejerce un impacto negativo en las relaciones sino-estadounidenses”.

El enfoque dual de la diplomacia —duro con China, esperanzado con Rusia— tiene lugar días después de que Obama se reunió por separado con los líderes de ambas naciones en un esfuerzo por zanjar algunas de sus principales disputas.

Snowden llegó a Moscú durante el fin de semana, pero su paradero seguía siendo un misterio ayer lunes. Estados Unidos ha revocado su pasaporte.