Beneficios de la gimnasia acuática

Para las personas mayores, el fitness acuático es una excelente opción.
Beneficios de la gimnasia acuática
Si usted carece de equilibrio o tiene problemas de movilidad, tenga en cuenta que el agua libera el propio peso.
Foto: Flickr

La actividad física es la clave de una vida saludable. No solamente acrecienta su movilidad, lubrica las articulaciones y mantiene la tonicidad muscular, sino que también le permite alcanzar un peso corporal óptimo y prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, reduce el estrés e incrementa la autoestima.

La Organización Mundial de la Salud recomienda practicar 30 minutos diarios de actividad física. Esto incluye caminar, hacer jardinería o tareas del hogar.

El ejercicio físico puede dividirse en 3 categorías: cardiovascular, de fortalecimiento y de flexibilidad. En el primer caso, su cuerpo se oxigena y beneficia el aparato circulatorio, el corazón y los pulmones.

Los otros 2 tipos de ejercicios anaeróbicos, tonifican la musculatura, y fortalecen huesos y articulaciones. Afortunadamente, la gimnasia acuática incluye los 3 tipos de ejercicios. También conocida como aquagym o fitness acuático, esta disciplina es ideal para las personas mayores.

Numerosas investigaciones confirman que el aquagym es una práctica muy completa. Entre sus mayores bondades, beneficia tanto a quienes buscan sentirse relajados como también a quienes desean vigorizar sus músculos. Es un gran complemento para la rehabilitación terapéutica y le brinda la posibilidad de ponerse en forma en poco tiempo. Antes de iniciar cualquier tipo de gimnasia es recomendable consultarlo con su médico de cabecera.

El fitness acuático es magnífico para personas mayores, mujeres embarazadas a partir del quinto mes, hombres y mujeres con sobrepeso o que padecen lesiones traumatológicas o problemas de movilidad.

La ausencia de gravedad en el medio acuático reduce el impacto del cuerpo con el piso. Los ejercicios pueden practicarse prolongadamente y con mayor frecuencia. El agua tibia tiene naturalmente un efecto sedante sobre su cuerpo y su mente.

Si usted carece de equilibrio o tiene problemas de movilidad, tenga en cuenta que el agua libera el propio peso. La liviandad es un factor muy importante para ganar confianza y moverse con libertad. Desde el punto de vista orgánico, psicológico y emocional la gimnasia acuática tiene todo a su favor. Parece sencillo, pero dentro de la piscina se requiere de coordinación y fuerza. Su instructor sabrá conducir cada sesión en forma especial.

El compañerismo que se construye entre las personas que comparten dolencias y ganas de superarse con optimismo son elementos maravillosos que dotan a la gimnasia acuática de un aura inexplicable. Favorece su salud, cuida el impacto de sus articulaciones, tonifica, flexibiliza y relaja. Es una actividad social en la que compartir y trabajar en equipo es lo que vale.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Club natación Almacellas por Maria Asunción Urbón, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/tierraplana/1274489495/