Fiebre del Valle obliga a reubicar reos en California

El Departamento de Prisiones tiene 90 días para trasladar a 3,200 presos de las prisiones Pleasant Valley y Avenal, en el Valle Central, con alto riesgo de adquirir la enfermedad
Fiebre del Valle obliga a reubicar reos en California
Foto de la Prisión Estatal Avenal. Desde enero se han transferido de las prisiones de Avenal y Pleasant Valley a 560 de los presos con más alto riesgo de adquirir la enfermedad.
Foto: Cortesía Departamento de Prisiones

SACRAMENTO — El estado comenzó el proceso para reubicar a miles de presos y evitar que contraigan la “Fiebre del Valle“, una enfermedad de consecuencias mortales.

“Estamos trabajando en la logística para transferir aproximadamente 2,600 presos”, dijo Luis Patiño, portavoz del Departamento de Prisiones (CDCR).

La semana pasada, el juez federal Thelton Henderson ordenó al estado reubicar en un período de 90 días a 3,200 reos en alto riesgo de las prisiones Pleasant Valley y Avenal localizadas en el Valle Central, donde está el foco de la enfermedad.

Entre los presos de mayor riesgo están los afroamericanos y filipinos pues tienen una mayor disposición a adquirirla. Los mayores de 55 años, los infectados con el virus del VIH, los que reciben tratamientos de quimioterapia, o tienen un sistema inmunológico deprimido poseen mayores posibilidades de contraer el mal.

Según la orden federal, el proceso de reubicación de reclusos debe comenzar en siete días.

La Fiebre del Valle, también conocida como fiebre del desierto o reumatismo del desierto, es una enfermedad de los pulmones causada por el hongo coccidioides que ha dejado docenas de muertes y cientos de presos hospitalizados.

A través de un comunicado, el Departamento de Prisiones dijo que desde enero han transferido de Avenal y Pleasant Valley a 560 de los presos con más alto riesgo de adquirir la enfermedad.

“Transferir miles de presos es un proceso extremadamente complicado y tomará tiempo, ya que tenemos que identificar a dónde enviar a los presos y cuáles presos pueden ser removidos a Avenal y Pleasant Valley”, explicó Patiño.

Dijo que tratarán de cumplir en el periodo de 90 días fijado, pero es posible que pidan una extensión debido a que el proceso es muy complicado y puede impactar la seguridad del sistema de prisiones.

Joyce Hayhoe, portavoz del interventor federal a cargo de la salud de las prisiones estatales Clark Kelso, dijo que hasta finales de abril y desde 2006, han muerto 40 presos a causa de la Fiebre del Valle.

Mientras se prepara para reubicar internos de Avenal y Pleasant Valley, el estado está en los preparativos para transferir a más de 1,700 de los más enfermos a la nueva prisión médica en Stockton.

Y por si el estado no tuviera ya demasiados problemas con sus prisiones estatales, un panel de tres jueces federales negó el miércoles al gobernador Jerry Brown una solicitud para retrasar la orden de liberar casi 10 mil presos para el 31 de diciembre.

Para aliviar la sobrepoblación, los jueces quieren que el estado reduzca su capacidad de 149.2% a 137.5%.

Deborah Hoffman, subsecretaria del Departamento de Prisiones, dijo que buscarán una suspensión a través de la Corte Suprema de la Nación. “Mientras tanto, nuestra apelación a la orden sin precedente de los tres jueces para liberar a 10 mil reos para finales de año está en progreso, y buscaremos defender nuestro caso ante los jueces de la Suprema Corte ya que no se necesitan mayores reducciones a la población de las prisiones”, dijo.