Consejos para prevenir el Alzheimer

El Alzheimer es un tipo de demencia que provoca el daño progresivo de la memoria. Afecta principalmente el pensamiento, el comportamiento y el carácter de quien la padece.
Consejos para prevenir el Alzheimer
Prevenir puede ayudarte a evitar esta enfermedad crónico degenerativa.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de Lectora por sergis blog, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en Flickr

Con el avance de la enfermedad, usted pierde la capacidad de comunicarse o de tomar decisiones y cambia completamente su personalidad, cuando le es imposible recordar cómo realizar las actividades más básicas a las que estaba acostumbrado o cuando, inclusive, en las etapas más avanzadas es incapaz de reconocer a sus familiares más cercanos.

De acuerdo con la Alzheimer’s Association, unos 5 millones de estadounidenses sufren de este trastorno. Todavía no se conoce la causa exacta que lo provoca, pero se sabe que la edad avanzada, la historia familiar y las lesiones sufridas en la cabeza están fuertemente relacionados. Otros factores modificables, como la mala alimentación, la vida sedentaria, el cigarrillo y la falta de gimnasia cerebral pueden ser desencadenantes de la enfermedad; por eso, la clave está en prevenir.

Estudios recientes han demostrado que el consumo de altas cantidades de vegetales de hoja verde y frutas antioxidantes, como arándanos y fresas, y la eliminación de frituras y grasas saturadas, reduce considerablemente el riesgo de padecer problemas relacionados con la memoria. Alimentos como el chocolate, el té verde, los frijoles, los pescados azules y los frutos secos, ricos en ácidos grasos Omega 3, son considerados protectores del cerebro.

Hacer ejercicio es el medio más poderoso para prevenir la enfermedad de Alzheimer y mejorar la función cerebral, afirma el último informe de la Mayo Clinic. Según el organismo, si usted lleva una vida sedentaria, tiene 32% más de posibilidades de desarrollar patologías relacionadas con el cerebro, en comparación a si se ejercitara cinco veces a la semana. La razón es que la actividad física oxigena todas las células del cerebro, activa las conexiones de las neuronas y favorece la liberación de neurotransmisores que promueven la motivación, la creatividad, la memoria y el aprendizaje.

La clave más importante para evitar la degeneración de la función cerebral es mantener su cerebro en actividad permanente y activar aquellas partes que menos usa. Para ello, puede intentar hacer las actividades cotidianas con los ojos cerrados, utilizar con más frecuencia su mano menos hábil, hacer crucigramas a diario o cambiar las cosas del lugar habitual a modo de gimnasia para este importante órgano.