‘La Copa Oro está para cualquiera’

La selección que se lleve la Copa Oro este año ganará medio cupo para participar en la próxima Copa Confederaciones
‘La Copa Oro está para cualquiera’
De izquierda a derecha, el entrenador del ‘Tri’, José Manuel de la Torre; Marcos Martínez; el secretario general de la CONCACAF, Enrique Sanz; y el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Justino Compeán, con el nuevo trofeo de la Copa Oro.
Foto: AP

NUEVA YORK — La fiesta del fútbol de la Copa Oro de la CONCACAF regresa a Estados Unidos desde este fin de semana.

El lunes, el Red Bull Arena será testigo de los dos primeros encuentros del Grupo B. Desde las 7 p.m. El Salvador se medirá con Trinidad & Tobago; y en el partido de fondo, a las 9:30 p.m., Honduras se estrenará contra Haití.

“Van a ser dos juegos muy intensos porque todas las selecciones que vienen empiezan con el mismo objetivo: ganar la copa”, manifestó el secretario general de la CONCACAF, Enrique Sanz, en entrevista telefónica.

Pero no sólo eso, la selección que se lleve la Copa Oro este año ganará medio cupo para participar en la próxima Copa Confederaciones.

De acuerdo al nuevo formato, si dos diferentes selecciones ganan la Copa Oro en 2013 y 2015, tendrán que enfrentarse entre sí en un partido de repechaje a fin de ganar el derecho de representar a la CONCACAF en la Copa Confederaciones de 2017. Aunque será en 2015, todavía no se ha determinado la sede del encuentro.

Pero si una misma selección sale victoriosa en los dos campeonatos regionales, será el representante directo de la CONCACAF en el torneo a disputarse en Rusia, que será la sede de la Copa Mundial de 2018.

Sanz considera que este cambio en el formato es un aliciente a todas las 12 selecciones que han sido divididas en tres grupos para la primera fase.

“Esta es la primera Copa Copa en la que se aplica el sistema de que el ganador gana el medio cupo para la Copa Confederaciones, un torneo muy importante”, dijo el ejecutivo. “Todas las selecciones que participan en Copa Oro tienen la oportunidad de ganar por derecho propio la posibilidad de jugar la Copa Confederaciones”.

Sanz destacó el empeño de la CONCACAF en brindar espectáculo a las más diversas regiones, como en el caso de Nueva York, donde reside una gran comunidad hondureña, salvadoreña y caribeña.

Honduras está haciendo un gran trabajo en las eliminatorias, aunque hoy en día está cuarto, a un punto de México”, anotó Sanz. “Estas eliminatorias están muy cerradas”.

Asimismo, Sanz estima que la Copa Oro permitirá a los seleccionadores contar con el grupo de jugadores durante más tiempo que cuando se juegan los partidos de las eliminatorias mundialistas aprovechando las llamadas ‘fecha FIFA’, en que los clubes ceden por pocos días a los futbolistas para los encuentros clasificatorios a Brasil 2014.

“Entonces, la Copa Oro les ayuda a enfilarse para el final de las eliminatorias con el objetivo de clasificar al Mundial”, señaló.

Respecto a la selección ‘guanaca’, Sanz destacó su reciente participación en el el Mundial Sub-20, que aún se disputa en Turquía. Y dijo que ahora la Federación Salvadoreña de Fútbol quiere aprovechar la Copa Oro para continuar el proceso de reconstrucción de la selección mayor.

Con todos esos elementos de por medio, Sanz considera que la jornada en el Red Bull Arena, en Harrison, New Jersey, tendrá un lleno total para la primera jornada del Grupo B.

“El Salvador siempre ha tenido muy buena afición en Estados Unidos, en Nueva York ni se diga”, indicó. “Honduras también tiene una gran base de apoyo, lo mismo puedo decir de Trinidad y Tobago”.

El directivo de la CONCACAF estimó, que habrá un fútbol de gran nivel, dado que se ha cerrado la brecha en el fútbol de los integrantes de la Confederación del Norte, Centroamérica y Caribe.

“Creo que el nivel de fútbol va a ser muy bueno… La calidad del torneo en sí ha crecido mucho”, indicó, eso se refleja en el interés de las televisoras que transmitirán en español como en inglés.

“Pero lo más importante es la experiencia (de los aficionados) en el estadio, por eso escogimos el Red Bull Arena, que es un gran estadio de fútbol, donde se puede ver un partido con un ambiente increíble”, resaltó. “Y con estos cuatro equipos que están ahí, da la plataforma para ser un gran evento”.

“Espero que sea una linda fiesta”, continuó. “Nosotros ponemos el estadio, traemos los equipos, y está en los aficionados acompañarnos y mostrar ese amor, esa solidaridad a sus selecciones nacionales”.

“Para las selecciones, qué mejor regalo que estar en el estadio cantando el himno y apoyándolos durante los 90 minutos de juego”, finalizó Sanz.

La cita es pues este lunes en el Red Bull Arena, de Harrison, New Jersey.