5 ideas para ejercitar la memoria

Aunque la pérdida de la memoria es algo inevitable con el paso del tiempo, es posible mejorarla y disminuir el riesgo de demencia y Alzheimer.
5 ideas para ejercitar la memoria
Ejercitar la memoria previene enfermedades como el Alzheimer.
Foto: Seniors Week 2011 por Mosman Council, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/mosmancouncil / 5608345197/

Diversas áreas del cerebro están asociadas con la memoria; al estimular la memoria, el cerebro construye nuevas rutas para el almacenamiento de la información.

Para ejercitar la memoria se pueden realizar diversas actividades:

Realizar sopas de letras o crucigramas puede contribuir a estimular la memoria, pero en realidad lo mejor es retar el cerebro a nuevas actividades.

Así que aprenda a jugar ajedrez, tome lecciones de piano o compre un libro de un tema del que usted no tiene la más mínima idea; esto hará que el cerebro guarde información de manera diferente. Otra manera de estimularlo es cambiar las actividades rutinarias: si usted acostumbra tomar el mismo camino para dirigirse a la oficina, tome rutas diferentes; si usted se cepilla los dientes o el cabello con la mano derecha aprenda a realizarlo con la mano izquierda, para estimular otras áreas del cerebro.

Realizar actividad física es importante para el cuerpo y el cerebro, pues incrementa el flujo sanguíneo. Se recomienda un mínimo de 30 minutos de actividad aeróbica al día o su equivalente: puede ser una caminata vigorosa o realizar de forma dinámica los oficios del hogar.

Estar activo socialmente es una buena manera de combinar desafíos físicos y mentales. Actividades como jugar golf, tomar lecciones de baile o la práctica de Tai Chi estimulan el cerebro y contribuyen a mejorar la memoria.

A veces, memorizar ciertas cosas puede resultar un poco complicado. Los expertos recomiendan fragmentar la información: dividir grandes cantidades de información en partes más fáciles de recordar. Por ejemplo, es más sencillo recordar un número telefónico si se divide en grupos de dos o tres dígitos, o recordar las lista de compras si se realizan asociaciones de acuerdo con las secciones del supermercado.

Existen diversos alimentos que contribuyen a mejorar la memoria. Estudios recientes han demostrado los beneficios del jugo de arándano en la memoria y el aprendizaje de perros adultos. Por lo tanto, debemos alimentar nuestro cerebro con antioxidantes que podemos encontrar de manera natural en los vegetales. La cáscara de las frutas, los pescados de agua fría como salmón, trucha, sardinas, arenque, anguila, atún fresco, pez espada, entre otros, y las nueces son algunos de ellos.

Incorporar estas sencillas actividades a su rutina diaria contribuirá a mejorar su salud física y a estimular el cerebro para mejorar la memoria.