Salvadoreña ayuda a otros con la moda

Su éxito como diseñadora le permite dar una mano a los más necesitados

Johana Hernández (centro), dice que sus padres fueron su principal apoyo e inspiración para salir adelante y triunfar.
Johana Hernández (centro), dice que sus padres fueron su principal apoyo e inspiración para salir adelante y triunfar.
Foto: Suministrada

Johana Hernández ha diseñado para artistas famosas y su abuela fue diseñadora de modas en El Salvador, pero ella dice que empezó a interesarse en el diseño cuando de pequeña acompañaba a sus padres a trabajar en una fábrica de costura.

“Cuando mis papás llegaron a los Estados Unidos, sus primeros trabajos fueron en la costura y cosían en fábricas y desde pequeña estuve en ese ambiente”, dijo Hernández, de 27 años. “Gracias a ellos, que siempre fueron humildes trabajadores, me inspiraron para ser diseñadora”, dijo Hernández, jefe de diseño para Seven7 desde los 22 años y además diseñadora de su propia línea denominada Glaudí.

Según Hernández, su línea de ropa se inspira en la “mujer latina moderna y a la vez que tenga mucho corazón”.

“Quiero enseñarle al mundo que como latinas tenemos estilo, somos modernas”, dijo Hernández, quien siguió el consejo que le dieron sus amigos de comenzar su propia línea de diseño para darse a conocer.

Con Glaudí, Hernández diseñó la gira de Gloria Trevi este año y ha colaborado con artistas tales como Paulina Rubio, Argelia Atilano, Anahí y Chiqui Rivera, entre otros. Para el nombre, Hernández se inspiró en el nombre de su madre, Gladis. Su abuela materna, a quien nunca conoció, fue estilista y diseñadora de modas en El Salvador.

Pero la joven diseñadora no solo hace trabajos para artistas sino que ayuda a otros más necesitados. Ella dice que junto a su mejor amiga Marielena Bravo, a través de su organización Latinos con Corazón organiza un evento anual que incluye desfiles de pasarela, galería de arte y concierto en el que les da oportunidad a jóvenes aspirantes a diseñadores para que muestren su talento. Con el dinero recaudado en el último evento ayudaron a dotar a un orfanato para niños discapacitados y reparar dos escuelas en áreas rurales de El Salvador pero su idea es la de financiar obras en distintos países de Latinoamérica.

Su talento y dedicación para ayudar a otros no ha pasado desapercibido entre los miembros de la comunidad salvadoreña en LA, que recientemente le otorgó un premio por parte del Corredor Salvadoreño. “Es un proyecto de reconocimiento a talentos salvadoreños que están teniendo mucho éxito aquí en Estados Unidos”, dijo Oscar Domínguez, presidente del Corredor Salvadoreño.

“Queremos resaltar lo positivo de lo que nuestra gente está logrando acá en Los Ángeles o en Estados Unidos”, añadió Domínguez.

Domínguez resaltó que la idea de este premio, que se otorgó por primera vez el pasado fin de semana, es para mostrar a los jóvenes de origen salvadoreño modelos de gente exitosa para que “ellos básicamente agarren ideas para poder triunfar también porque el futuro del Corredor son los jóvenes de las siguientes generaciones” dijo Domínguez.

Con respecto a triunfar como diseñadores, Hernández aconseja a los jóvenes “que sigan su sueño, pero que vayan a la escuela porque es muy importante educarse. Creo que hay muchas personas que pueden ser diseñadores pero si no se educan con los detalles para hacer algo más grande, no podrán llegar hasta arriba. Es muy importante la educación”, dijo Hernández, quien asistió al Instituto Diseño y Mercadeo de Modas (FIDM), con sede en Los Ángeles.