Autoridades de LA piden evitar disturbios en protestas

Ante la perspectiva de una nueva protesta contra Zimmerman en Los Ángeles, Garcetti y otros funcionarios piden la colaboración de los líderes comunitarios

Varios cientos de manifestantes en su mayoría pacíficos se reunieron el lunes por la noche en el parque Leimert de Los Ángeles, muchos de ellos cantando, rezando y cantando.
Varios cientos de manifestantes en su mayoría pacíficos se reunieron el lunes por la noche en el parque Leimert de Los Ángeles, muchos de ellos cantando, rezando y cantando.
Foto: EFE

En anticipación a la protesta planeada para el martes por la tarde en Leimert Park, el Alcalde Eric Garcetti, junto a otras autoridades angelinas, pidieron colaboración a la comunidad para que la protesta se haga de manera pacífica y dentro del marco legal. El llamamiento fue en respuesta a los disturbios ocurridos el lunes por la noche, cuando un grupo se separó de la protesta central que ocurrió de manera pacífica en el parque de la avenida Vernon y el bulevar Crenshaw.

“No nos preocupa que hayan protestas, es más, me desilusionaría si Los Ángeles no se expresara, pero éstas deben hacerse de manera legal y pacífica”, indicó Garcetti. El Alcalde elogió la labor del LAPD y explicó el desafío que enfrentaron las autoridades policiales, al responder a los disturbios, porque los manifestantes cambiaban una y otra vez de dirección.

El Jefe del LAPD, Charles Beck, presente en la conferencia, indicó que el lunes habían arrestado a 14 personas, la mitad de ellas por negarse a abandonar la zona cuando se les indicó y la otra mitad por causar disturbios en Walmart y en las calles del sur centro de Los Ángeles. “La mayoría de ellos, muy jóvenes”, indicó Beck y aseguró que, por la manera de actuar, no se había tratado de un grupo organizado. El Jefe de Policía prefirió no especificar cuántos oficiales controlarían la manifestación del martes, porque muchos de ellos, lo harían vestidos de civiles, trabajando de incognito.

“Los Ángeles hoy, es muy diferente a la ciudad de 1992”, dijo Garcetti, aludiendo a los disturbios por el veredicto en el caso de Rodney King. “El LAPD está muy cambiado y la ciudad está mucho más unida”, indicó. “Tratemos de que esta noche la ciudad pueda manifestarse en paz”, señaló.

El Alcalde también indicó que se reuniría con el Fiscal General Eric Holder, para hablar de la propuesta de presentar cargos federales en contra de George Zimmerman, por violar los derechos civiles de Trayvon Martin, al no permitirle regresar caminando a la casa. El Supervisor Mark Ridley-Thomas caracterizó el caso de Trayvon Martin, como un “asunto pendiente” y apeló al Departamento de Justicia a que tome el próximo paso, en honor al adolescente.

Durante la convención anual de NAACP (Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color), en Florida, Holder indicó que se estaba llevando a cabo una investigación del incidente, a nivel federal. Según las leyes de Florida y otros estados, los ciudadanos pueden usar armas de fuego para auto defensa, pero Holder opinó que dichas leyes deberían ser consideradas como último recurso y que necesitan ser examinadas.

Durante la conferencia, Garcetti también mencionó el tema de las armas, y dijo que si no hubiese habido un arma presente, el incidente sólo hubiese terminado en una pelea y no en la muerte del adolescente.