La Selecta debe esperar

Triunfo de trinitarios deja pendiente el pase por el G-B de El Salvador, que vence a Haití con dudoso penal

Rodolfo Zelaya (11) pelea el esférico con el haitiano Gerson Mayen en la primera parte del juego disputado en el Estadio BBVA Compass.
Rodolfo Zelaya (11) pelea el esférico con el haitiano Gerson Mayen en la primera parte del juego disputado en el Estadio BBVA Compass.
Foto: AP

HOUSTON (AP).— La selección de El Salvador dio un gran paso en su búsqueda de clasificarse a los cuartos de final de la Copa de Oro, al derrotar ayer a su similrar de Haití por 1-0 en el partido de apertura de la tercera fecha del Grupo B.

Con el resultado, El Salvador alcanzó 4 puntos, mismos de Trinidad y Tobago que derrotó 2-0 a Honduras. Pero gracias al triunfo, los salvadoreos aspiran todavía a meterse a la siguiente fase, como uno de los dos mejores terceros lugares.

El partido se inició con un claro dominio de El Salvador que presionó al once de Haití con ataques por las puntas, especialmente por el costado izquierdo, donde Lester Blanco se convirtió en el principal dolor de cabeza de la defensa isleña.

Blanco tuvo la más clara oportunidad de gol del primer tiempo, cuando el arquero Frandy Montrévil erró un despeje y dejó al delantero solo ante la portería pero su remate se estrelló contra el vertical.

Al 38′ el volante salvadoreño Osael Romero casi anota al cobrar un tiro libre desde unos 60 metros y encontrar al arquero haitiano fuera de su arco.

Pero por segunda vez en el partido, el travesaño le negó la anotación a la selección centroamericana.

Haití solo tuvo un par de aproximaciones al arco del guardameta Dagoberto Portillo, pero fueron bien conjuradas por la defensa del equipo centroamericano.

En el 50′, el goleador salvadoreño Rodolfo Zelaya tuvo una opción clara al cabecear un tiro libre, pero el balón se fue muy cerca del arco defendido por Montrévil.

Después de esto, Haití cargó contra su rival y en su primera jugada colectiva de gran factura, entre Jean-Eude Maurice y Jean-Michel Alexandre, casi logra anotar el primer tanto del partido.

La presión del equipo centroamericano no cesó y al 25′, el volante Andrés Flores anotó, pero el árbitro anuló la acción por falta contra el arquero haitiano.

Al 27′, en una polémica jugada, el delantero Rafael Burgos fue derribado en el área y aunque el juez central no sancionó inicialmente la acción, el juez lateral le advirtió de la falta.

El cobro de penal fue ejecutado por Zelaya, quien anotó su segundo tanto en el campeonato y llevó a que los hinchas salvadoreños hicieran retumbar el estadio de emoción.

El técnico salvadoreño Agustín Castillo celebró el triunfo y dijo que “finalmente se hizo justicia”, ya que en los partidos anteriores su equipo “no había contado con la fortuna” y había perdido puntos importantes, como en el cotejo frente a Honduras, cuando perdió en el tiempo de reposición.

Agregó que de clasificar a los cuartos de final, su equipo jugará “más suelto”, ya que se quitó la presión de no haber ganado.