Protestas contra Zimmerman en LA ponen a prueba a Garcetti

El nuevo Alcalde se vio forzado a recortar un viaje que realizaba por la Costa Este

Protestas contra Zimmerman en LA ponen a prueba a Garcetti
El alcalde Eric Garcetti.
Foto: La Opinión - Archivo

Las protestas de los últimos días en Los Ángeles, que el lunes se tornaron violentas y terminaron con 14 arrestados, son la primera crisis que enfrenta el recientemente juramentado alcalde de la ciudad, Eric Garcetti, quien se vio forzado a recortar un viaje de una semana a la Costa Este que realizaría esta semana.

Garcetti partió la semana pasada para una visita a familiares en Pittsburgh el sábado, seguido por una serie de reuniones esta semana en Washington con miembros del Congreso y la administración Obama.

Sin embargo, Garcetti regresó a la ciudad el domingo al ver lo que pasaba en la ciudad.

El diario Los Ángeles Times reportó que la decisión de Garcetti de regresar de ese viaje fue una medida de extrema precaución debido a las movilizaciones que se dieron en la ciudad tras el veredicto de absolución de Zimmerman.

El lunes por la noche, luego de disturbios en el Sur de Los Ángeles por manifestantes que se enfrascaron en peleas y causaron destrozos, Garcetti se unió al jefe policial Charlie Beck en pedir la calma y decir que no se permitiría más desmanes. Ayer volvió a repetir esas palabras.

En su cuarto día las manifestaciones han hecho recordar los violentos disturbios raciales ocurridos hace 21 años en Los Ángeles cuando un jurado absolvió a los policías que le dieron una golpiza a Rodney King.

También hizo recordar lo que ocurrió al final de una marcha proinmigrante en el Parque MacArthur cuando agentes del LAPD arremetieron contra los manifestantes, golpeando a unos con macanas y disparando balas de goma que lesionaron a varios. En esa ocasión, el entonces alcalde Antonio Villaraigosa y el jefe policial William Bratton partían en un viaje a México y El Salvador. Bratton al final decidió quedarse en la ciudad para lidiar con el escándalo public desatado por las acciones de los policies.

Por ello hay quienes consideran que estas movilizaciones son una primera prueba de fuego en materia de seguridad pública que enfrenta el nuevo alcalde Eric Garcetti y que pone a prueba su liderazgo.

Najee Ali, un líder de la comunidad afroamericana, respaldó la actuación del alcalde Garcetti y del LAPD en cuanto a cómo han manejado la situación.

Participantes en las marchas comentaron que Garcetti debe estar muy pendiente de lo que pasa en la ciudad y respetar la libertad de expresión.