Cae poblado cerca de Alepo

Oposición había sufrido una de sus mayores pérdidas en meses atrás
Cae poblado cerca de Alepo
El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergéi Lavrov (izq.), da la bienvenida al viceprimer ministro sirio, Qadri Jamil (der.), en Moscú (Rusia), ayer.
Foto: authors

BEIRUT, Líbano.— Rebeldes sirios capturaron ayer lunes un poblado estratégico en las afueras de Alepo en el norte del país, dijeron activistas, un día después de que combatientes de la oposición sufrieran una de sus mayores pérdidas en los meses de combates en el sur del país, cerca de Damasco.

Las tropas del Gobierno mataron el domingo a por lo menos a 75 rebeldes en los alrededores de la capital siria, dijo el lunes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

Sin embargo, la captura del poblado de Khan al-Assal constituye una victoria para los rebeldes de Siria, que han sido atacados por las fuerzas del gobierno en varios frentes desde junio y que habían tenido pocos triunfos en los últimos meses.

Ayer lunes, los combatientes de la oposición tomaron el control de la localidad, que se encuentra al suroeste de Alepo, aunque los enfrentamientos continuaban cerca de Khan al Assal. En Alepo hubo ataques aéreos en varios distritos controlados por los rebeldes, dijo el Observatorio, un grupo de activistas contra el régimen que se basa en los informes de los activistas sobre el terreno.

Alepo, la ciudad más grande de Siria, ha sido un importante frente en la guerra civil del país, que comenzó hace tres años. Durante una ofensiva hace un año los rebeldes tomaron el control de gran parte de la ciudad y franjas del territorio circundante.

Khan al Assal ha sido decisivo en la lucha por Alepo. Se cree que en marzo se utilizaron armas químicas en el poblado, matando a más de 31 personas. El Gobierno sirio y los rebeldes se culpan mutuamente del ataque y ambos han exigido una investigación internacional.

También hubo combates en Homs, la tercera ciudad más grande de Siria, donde el régimen ha estado tratando de expulsar a los rebeldes del centro de la ciudad en una ofensiva que comenzó a finales de junio. Los enfrentamientos del lunes se concentraron en el distrito Khaldiyeh controlado por los rebeldes, dijo el Observatorio.

Un cohete disparado por las tropas gubernamentales en Khaldiyeh cayó en la histórica mezquita de Khalid ibn al Walid, dañando la tumba de un personaje venerado en el islam suní que se encuentra dentro de la mezquita.

Más de 93 mil personas han muerto en el conflicto de Siria, que comenzó en 2011 con protestas en gran medida pacíficas contra Assad, pero degeneró en una guerra civil. Últimamente, ha adquirido un tono cada vez más sectario, enfrentando a los rebeldes, en su mayoría suníes, con un régimen dominado por los alauitas, una secta del islam chií.

Alrededor de la web