Jóvenes dicen ser hostigados

Alegan que agentes que patrullan el tren de Metro los acosan siempre
Jóvenes dicen ser hostigados
La estudiante de secundaria Lydia Pascale (izq) dice que es hostigada por agentes de Metro que le piden la tarjeta Tap.
Foto: La Opinion. Ciro Cesar

Lydia Pascale, de 17 años de edad, y un grupo de 20 estudiantes de diferentes escuelas secundarias, acudieron esta semana a la reunión de la Junta Ejecutiva de Metro para quejarse de que los agentes del Sheriff que patrullan el sistema de tren de pasajeros, los acosan constantemente.

Pascale fue la voz de este grupo y describió cómo los agentes están centrándose en revisar las tarjetas Tap de los jóvenes.

“Yo me siento incomoda viajando en el tren porque a cada rato me piden la tarjeta. Pueden haber muchas personas bajándose del metro a la misma vez que yo, pero siempre me escojen a mí y a mis amigos”, dijo Pascale a La Opinión.

Esta joven sabe que tiene que pagar $1.50 para poder viajar en metro, pero a veces simplemente no tiene los 3 dólares que le implica el viaje de ida y vuelta en metro.

“Mi mamá tiene que guardar tres cheques en el mes para poder pagar la renta, a veces no tiene ni para comprar la leche; yo me siento mal de pedirle tres dólares al día y tampoco puedo trabajar porque nadie me da trabajo. Ya he preguntado en varias partes y no me toman en serio o me piden experiencia. ¿Qué experiencia puedo tener si sólo tengo 17 años?”, se pregunta.

A su amigo y compañero de escuela Miguel Aveldano, le dieron una multa el mes pasado porque no tenía su tarjeta Tap. Lydia y otro grupo de amigos iban con ellos y algunos otros también fueron multados.

“Por no pagar un dólar cincuenta centavos me dieron una multa de 250 dólares. Si no tenía para pagar el pasaje, mucho menos para la multa”, dijo Aveldano.

José Ubaldo, portavoz de Metro, explicó que el Departamento del Sheriff de Los Ángeles tiene el contrato para brindar seguridad en los trenes y autobúses de Metro y además tiene a su cargo la responsabilidad de asegurar que todos paguen su boleto. “Los sheriffs pueden decir cómo hacen su trabajo. Pueden ir pidiendo a todos prueba de qué pagaron o pueden pedirle a quiénes ellos consideren. Todo depende”, dijo Ubaldo.

La Opinión intentó obtener la versión oficial del Departamento del Sheriff sobre las políticas de registro en el sistema de transporte público, pero nadie estuvo disponible a pesar de los correos electrónicos y múltiples llamadas.

Sun Yon Yang, directora de Bus Riders Union (Sindicato de Pasajeros), dijo que se ha formado una comisión de trabajo, que incluye varias organizaciones para jóvenes, ACLU y hasta el Juez de la Corte Infantil Michael Nash, para elaborar una propuesta que pediría que estudiantes menores de 21 años viajen gratis en el sistema de trenes y autobúses de Metro.

“Hay ciudades como San Francisco y San Diego que tienen programas similares y que ha dado buenos resultados, ya que esta es una barrera más para los jóvenes de familias con bajos ingresos”, dijo Yang.

Yang agregó que este sindicato ha recibido muchas quejas de adolescentes que se sienten inseguros por el supuesto acoso constante de los agentes del sheriff.

“Algunos nos han dicho que temen que les pregunten su estado migratorio y ser deportados”, señaló Yang. “Dado el récord del Sheriff y su participación en el programa de Comunidades Seguras (de ICE), el miedo es justificado”.