No tema al examen urológico

Conozca los 4 exámenes que debe realizarse al rebasar los 50 años.
No tema al examen urológico
Realizarse los exámenes a tiempo puede salvar su vida.
Foto: Thinkstock

Aunque temido por la mayoría de los hombres, este chequeo debe ser visto como algo tan necesario y natural como es ir a revisión con el dentista. De acuerdo al doctor Gabriel Catalán, especialista en urología, a diferencia de otras revisiones de rutina, si se realiza de forma oportuna puede ayudar a salvar una vida.

En voz del experto, este examen ofrece a los varones la posibilidad de detectar, prevenir y tratar enfermedades del aparato genito-urinario, tales como:

• Cáncer de próstata.

Disfunción eréctil.

• Hiperplasia benigna de próstata.

• Cáncer de vejiga y riñón.

• Infecciones de repetición.

• Incontinencia urinaria.

“Es recomendable que el chequeo se lo practiquen de manera anual todos los varones mayores de 50 años, no importa que no presenten síntomas. Es muy importante considerar que si se tienen antecedentes familiares de cáncer de próstata, hay que practicarlo anualmente a partir de los 40 años, mismo que consiste en una serie de estudios que permiten de forma rápida y eficaz, detectar y/o prevenir el desarrollo de las enfermedades del aparato urinario, así como establecer un tratamiento adecuado para cada patología“, señala Gabriel Catalán.

El especialista explica que de forma regular la revisión reside en la práctica de los siguientes 4 exámenes:

1. Historia clínica: Consiste en una serie de preguntas al paciente para recabar la mayor información posible sobre su actual estado de salud, así como sus pasadas enfermedades, dolencias, enfermedades en la familia, entre otros criterios.

2. Exploración física: Se revisa minuciosamente el abdomen, fosas renales, vejiga y próstata (tacto rectal), así como escroto, testículos y pene.

3. Determinación del antígeno prostático específico (PSA): Se realiza por medio de un análisis de sangre, el cual determina la cantidad de proteína PSA producida por las células de la glándula de la próstata.

4. Ecografía urológica renal y vesico-prostática: Se practica un ultrasonido por medio del cual se pueden estudiar y observar los riñones, la vejiga, las glándulas suprarrenales y la próstata.

Además, Gabriel Catalán menciona que el chequeo es indispensable no sólo para detectar algún trastorno, también como parte de un ejercicio de medicina preventiva, y subraya la importancia de esta revisión cuando nunca han sido examinados para detectar cáncer de próstata por medio de examen rectal y determinación de PSA o presenta síntomas como dificultad al orinar, sangrado, goteo o retención urinaria e incontinencia, dolor al orinar, al eyacular y/o en la defecación, exceso de orina en la noche, malestar o sensibilidad en los huesos, anemia, pérdida de peso involuntario, letargo.

“Con el chequeo urológico, la mayoría de los cánceres de próstata se pueden detectar antes de que manifiesten algún síntoma, lo que aumenta las probabilidades de tratarlo exitosamente”, finalizó el especialista.

La salud y la prevención de las enfermedades deben de ser criterios que prevalezcan sobre prejuicios asociados al chequeo urológico. Hacer conciencia de esto puede salvar y mejorar la calidad de vida de millones de varones.

Colaboración de Fundación Teletón México

“El autoconocimiento no alimenta la soberbia”

Bojorge@teleton.org.mx