Obama aboga por votantes

Se compromete a reforzar comunicación con líderes estatales para prevenir abusos
Obama aboga por votantes
Barack Obama defenderá, dijo, los derechos del votante.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.— Pese al fallo de la Corte Suprema que limitó fuertemente las herramientas disponibles, el Gobierno está decidido a luchar hasta el final para mantener la vigilancia sobre los estados que han tenido un pasado conflictivo en la protección de votantes.

El Presidente Barack Obama se reunió ayer con líderes de derechos civiles incluyendo a MALDEF y al Consejo Nacional de la Raza, además de representantes estatales para discutir el camino a seguir en torno a este tema.

En el encuentro también participaron el Procurador General de Justicia, Eric Holder y el Secretario del Trabajo Tom Pérez.

“El Presidente dejó claro su compromiso con los derechos de los votantes. Él quería escuchar de nosotros, cuáles son nuestras preocupaciones. Necesitamos operar como un frente unido”, explicó el presidente del Caucus Legislativo México-Americano, (MALC), Trey Martínez Fischer.

“Le comenté que necesitábamos acceso a la información del Departamento de Justicia. Antes ellos tenían acceso a todos los documentos respecto a casos de discriminación. Es importante que compartan eso con nosotros, porque ahora seremos los ojos en el terreno”, agregó Fischer.

La semana pasada Holder anunció que pediría a la corte de Texas que someta al estado a un nuevo sistema de autorización previa, que supervise cambios en las provisiones que afectan los derechos de los votantes.

En junio la Corte Suprema invalidó las regulaciones federales para esta área en el caso Shelby County. El tribunal invalidó la Sección 4 de la ley para Derechos de los Votantes. Esta establecía una fórmula para determinar si ciertas áreas geográficas estaban cumpliendo con las condiciones establecidas por la ley que persigue el acceso igualitario al voto para todos.

A partir de las áreas identificadas a través de la Sección 4, se aplica la Sección 5 de la Ley para Derechos de los Votantes. Esta prohíbe que ciertas jurisdicciones implementen nuevos estándares, prácticas o procedimientos, a menos que la propuesta sea aprobada primero, por el Departamento de Justicia o la Corte de Distrito en Washington D.C.

La sección 5, también permite que el gobierno demande a gobiernos locales y estatales por infringir los derechos de sufragio si se detecta una violación.

Holder especificó que la Ley para Derechos de los Votantes establece que cuando se encuentra discriminación intencional es posible tomar una medida como esta.

“Esta es la primera acción del Departamento desde la decisión de la Corte Suprema y no será la última. Planeamos utilizar todas las secciones de la ley vigentes para proteger a los estadounidenses”, dijo el Procurador General.

Funcionarios de gobierno, organizaciones de derechos civiles y expertos legales coincidieron en que las minorías — entre ellas los hispanos— serían las más afectadas con el fallo sobre el caso Shelby.