Real Madrid vence 2-1 al Everton, en Los Angeles

El conjunto merengue jugará el miércoles la final de la Copa Internacional de Campeones Guinnes, con el vencedor del duelo entre AC Milán y Chelsea
Real Madrid vence 2-1 al Everton, en Los Angeles
Mesut Ozil y Cristiano Ronaldo celebran uno de los dos goles del triunfo del Real Madrid
Foto: AP

Subhead

Real Madrid derrota al Everton, pero deja poco para el espectáculo de futbol en el Dodger Stadium

Body

jairo.giraldo@laopinion.com

En un partido de discreto nivel técnico disputado en el Dodger Stadium, maquillado por primera vez para jugar al futbol, Real Madrid derrotó 2-1 al Everton de Inglaterra en el primero de dos partidos, en el marco de la Copa Internacional de Campeones Guinnes que se disputa en varios escenarios de Estados Unidos.

Así, el Real Madrid, invicto en su pretemporada, jugará la final el miércoles en Miami, donde enfrentará al ganador del encuentro de hoy entre el Chelsea y AC Milan.

DEL PARTIDO…

La presencia de figuras de relieve mundial como Cristiano Ronaldo y los mundialistas de España, encabezados por Iker Casillas y Sergio Ramos, no pareció tener el suficiente jalón en la taquilla, ya que a la hora del partido apenas se contaba con la mitad del estadio aunque sí se percibía la motivación superior que supone uno de los más grandes del futbol mundial.

Parte de la expectativa de esta gira ha estado centrada en saber cómo va a cambiar la propuesta futbolística Carlo Ancelotti, el nuevo estratega merengue.

Y desde temprano fue notorio que era otro Madrid, distinto al de Mourinho.

Ancelotti paró el equipo con una línea de cuatro en el fondo; dos medios de contención (Khedira y Modric); dos medios de enganche (Isco y Ozil) y dos hombres en punta.

Benzema como habitante del área y Cristiano, resueltamente jugando de delantero, recostado al flanco izquierdo.

Dibujo táctico 4-2-2-2, con la suma por izquierda de Marcelo para hacer superioridad numérica en la mitad del campo y con Modric sumado a misiones ofensivas cuando los blancos tenían la pelota.

El rival del frente, Everton con Tim Howard en la puerta y la presencia ofensiva de Fellaini y Mirallas, con la manija de Naismith, encargado de generar ideas en zona de Arbeloa.

No era mucho más el Real Madrid cuando a los 9 minutos Cristiano recibió de Ramos y se perdió un gol cantando, en la cara de Howard, por un intento de lucimiento innecesario, sin embargo, apenas seis minutos después, a los 16’, un servicio largo de Ozil a espalda de la defensa que jugaba en línea, fue aprovechado por CR7 que superó en el mano a mano a Howard y puso el 1-0, parcial.

Reaccionó y fue al frente Everton, con Mirallas que superaba en el duelo a Marcelo y, primero un penal, no sancionado por el central Matt Forerster y luego un gol anulado a Fellaini, tras un error de Casillas, privaron al equipo de Liverpool del empate.

Justo un minuto después (30’) del fiasco arbitral llegaría el segundo gol del Real Madrid, cuando CR7 encaró solo sobre izquierda y en lugar de rematar a puerta eligió darle pase-gol a Mesuth Ozil que apenas tocó para el 2-0 en 45 minutos.

BAJAN RITMO…

Para la segunda mitad Ancelotti le dio minutos a algunos hombres, el partido se relajó y tuvo un ritmo cansino.

Entraron Coentrao por Marcelo, Casemiro por Isco, Carvajal por Arbeloa; Nacho por Sergio Ramos, Dimaría por Modric y López por Casillas.

Era otro equipo y se notó en la falta de ritmo, se jugó más en la mitad del campo, aunque los merengues siempre eran una amenaza latente con la velocidad de Cristiano y Di María.

Acciones alternas sin mucho riesgo era lo predominante en el arranque del segundo lapso hasta que el sustituto Nikica Jelavic aprovechó un rebote en el área y marcó el 2-1 a los 61’.

Lluvia de cambios al final, sin mucho para el futbol en un estadio con poco más de media entrada y los esfuerzos de la pretemporada que pasan factura a jugadores fuera de forma.