Colegios Comunitarios de CA aún enfrentan problemas

Persiste la escasez de clases y algunos podrían perder su acreditación
Colegios Comunitarios de CA aún enfrentan problemas
Los colegios comunitarios siguen enfrentando una reducción de clases y el peligro de perder su acreditación.
Foto: Archivo La Opinión

SACRAMENTO.—Pese a la aprobación de la Proposición 30, que aumentó impuestos para dar a la educación, los Colegios Comunitarios de California no logran salir del bache en el que cayeron tras años de recortes, y algunos enfrentan el riesgo de perder su acreditación.

“En promedio hay 40 alumnos por salón, pero después de un poco de problemas he podido conseguir los cursos que necesito”, comenta Rob Castagno, estudiante del City College de Sacramento, quien tras obtener un título universitario en Justicia Criminal, la recesión lo obligó hace tres semestres a regresar a la escuela en busca de otra carrera más redituable.

Cuando a los estudiantes se les dificulta tomar las clases que necesitan, su graduación tarda más años.

“Hay más problemas para inscribirse a clases en el área de Los Ángeles y el Norte del Área de la Bahía, donde hay más población”, dice Rich Copenhage, presidente de los estudiantes en el sistema de Colegios Comunitarios de California.

Agrega que la situación varía por colegio, pero considera que sí se han resuelto un poco los problemas. “Lo importante es que con la aprobación de la proposición 30, ya no se hicieron grandes recortes a los colegios comunitarios”, expresa.

Las perpetuas crisis fiscales del estado, agravadas por la caída económica que golpeó a California en 2008-2009, orilló a los legisladores a recortar paulatinamente 809 millones de dólares del financiamiento estatal para los colegios comunitarios.

La Proposición 30 le dio a los colegios comunitarios 210 millones de dólares adicionales para el año fiscal 2012-13.

“Desde que la proposición 30 pasó hemos añadido más clases“, asegura Paul Feist, vocero de los Colegios Comunitarios de California.

“Recordemos que se cortaron 300 clases, y aún hay aglomeramiento en los cursos más populares, pero estamos en recuperación del sistema de educación superior más grande del mundo y a más bajo costo”, indicó Dean Murakami, presidente de la Asociación de Maestros de los Colegios Comunitarios.

Un reporte de marzo de 2013 del Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC) reveló que el número de cursos en los colegios comunitarios ha declinado 21% desde 2008, un 60% en las clases del verano.

El 19% de los 112 colegios comunitarios de California se encuentran en riesgo de perder su acreditación como consecuencia del acumulado de recortes estatales y el aumento de los estándares federales de desempeño.

“También debido a una pobre administración”, complementó Paul Feist, portavoz de los Colegios Comunitarios.

“Hay diferentes estatus emitidos por la Comisión de Acreditación de los Colegios Comunitarios y Juniors, la categoría ‘muestra justificación’ los obliga a demostrar que pueden satisfacer la demanda de acreditación o corren el riesgo de perderla.

Al City College of San Francisco, el más grande del país que sirve a 100 mil estudiantes, la Comisión de Acreditación de los Colegios Comunitarios y Junior le revocó en julio pasado la acreditación, y se encuentran en un proceso de apelación. Durante un año estuvo en la categoría “muestra la justificación” debido a un déficit en el gasto, y a que un alto porcentaje del presupuesto se iba a salarios y beneficios.

El Colegio de las Sequoias, en Visalia, con 85 años de vida, también está bajo advertencia de que si no corrigen los problemas encontrados, la Comisión de Acreditación los obligará a cerrar.

En la práctica la pérdida de la acreditación podría en muchos casos significar que los estudiantes no podrían transferir créditos, ni obtener ayuda financiera y se cortarían los fondos estatales para el Colegio.