Gloria Trevi se libró de secuestro

Revelan más detalles sobre el secuestro que sufrió el marido de la cantante mexicana

Gloria Trevi se libró de secuestro
Gloria Trevi y su esposo Armando Gómez el día de su boda.
Foto: Agencia Reforma
Regreso a Clases

MONTERREY, México.— El secuestro que el 7 de octubre de 2011 sufrió Armando Gómez, marido de Gloria Trevi, tenía como blanco a la cantante regiomontana.

Una fuente allegada a Gómez señaló, en condición de anonimato, que la noche del 6 de octubre, cuando Trevi ensayaba en el Auditorio Banamex, en Monterrey, una de las dos mujeres vinculadas al plagio se acercó a él para invitar a la pareja a una cena en su casa.

“A la cual Gloria no accedió, porque es sabido que ella no ale. Son muy herméticos con sus salidas”, explicó la fuente.

La cantante se negó a ir, pero Gómez fue convencido por Juanita Sánchez Quintanilla, madre de Lucía Janeth Garza Sánchez, quienes este lunes fueron detenidas en San Antonio, Texas, junto con otras tres personas no identificadas, por estar presuntamente involucradas en el plagio.

Gómez es padrino de bautizo de Ivana, de tres años e hija de Garza Sánchez y el conductor televisivo Poncho De Nigris.

“Él se ofreció para ser el padrino por la amistad que los unía. Después de que bautizó a la niña empezaron a ver cosas (que ya no le gustaron), como que dieron una foto a una revista. Hubo detalles y se empezaron a alejar de Lucy [Garza Sánchez]”, dijo la fuente. “Hubo comentarios que les decían que ya no les gustaban, actitudes raras de la señora, incluso gente cercana a ellos les empezó a decir: ‘aguas con Lucy y con su mamá'”.

La amistad que tenía Gómez con su comadre, Garza Sánchez, empezó a deteriorarse a tal grado que dejaron de hablarse.

“De hecho, ya no se hablaban. Ese día del ensayo de Gloria no iban a salir, [pero] convencieron a Armando. Fue la mamá a invitarlo a cenar y [él] primero le dijo que no. La mamá es la cabecilla, la que organizaba todo, supe que la cena fue en su casa, allá por Las Brisas”, agregó la fuente.

Era un secuestro exprés que habían planeado para Gloria, aseguró el entrevistado. “El secuestro era para Gloria, pero ella no acostumbra salir a ninguna parte y no quiso ir porque ya no confiaba en ellas, pero sí convencieron a Armando y fue a la carne asada”, detalló.

“Seguramente ellos pensaban en un secuestro exprés, pero las cosas se les complicaron cuando nada más fue él”, agregó.

Tras enterarse de la detención de Garza Sánchez y su mamá, Gómez se encontraba decepcionado, sin poder creer que una persona tan cercana a él pudiera haber sido capaz de orquestar algo así.

“No puede creer que la persona con la que convivió le haga eso; él fue el padrino [de bautizo], no Gloria”, dijo la fuente.

Aunque el jueves se dio a conocer que ambas fueron detenidas en San Antonio como presuntas implicadas en el plagio de Gómez, hasta el cierre de esta edición autoridades de EEUU no confirmaban su captura. La cadena Univisión informó que ésta se dio por un trabajo conjunto de la Interpol y el FBI.

Trevi y Gómez tampoco habían dado declaraciones al respecto.

Busca Poncho a su hija

Consternado por no saber en dónde está su hija, Poncho De Nigris dijo que se vuelve loco por ir a buscarla.

El exBig Brother procreó a Ivana De Nigris Garza con Lucía Janeth Garza Sánchez, detenida por estar involucrada en el secuestro de Armando Gómez. El marido de Gloria Trevi es padrino de bautizo de la niña.

“Nada más que me digan dónde está [Ivana] para irme a donde esté, pero pues igual y ella [Lucy] sí era buena madre. Ya no me preocupaba porque estaba con ella, pero ahorita que no está con ella ya me estoy volviendo loco, ya me quiero ir a donde esté”, expresó ayer De Nigris, con tono triste.

“No sé si la niña estaba con ella, nadie me puede decir nada. No sé nada, por eso estoy preocupado, porque quiero saber dónde está para ir inmediatamente”, detalló.

Comentó que incluso hablará con abogados, porque su deseo es tener la custodia de la niña. “Eso es lo importante, no hay más, yo soy el papá y es lo que quiero. Nadie sabe nada, qué onda, ni dónde está ni nada”.

Poncho, de 37 años, y Lucy, de 38, se conocieron cuando ambos eran jóvenes y modelaban para una misma agencia. Entonces vivieron un corto romance, pero hace cuatro años se reencontraron y luego nació Ivana.