Suprema Corte de California permite que violador en serie sea liberado en Los Ángeles

Las autoridades angelinas consideran que la liberación de Christopher Hubbart, quien admitió haber violado a 40 mujeres a lo largo de California entre 1971 y 1982, será una amenaza a la seguridad pública

Christopher Evans Hubbart fue declarado un depredador sexual violento en 1996.
Christopher Evans Hubbart fue declarado un depredador sexual violento en 1996.
Foto: Archivo/CBS2 / KCAL9

La Corte Suprema de California rechazó la apelación del Condado de Los Ángeles de detener la liberación del violador en serie Christopher Hubbart, considerado por agentes de la ley como una amenaza para la seguridad pública.

Eso significa que Hubbart, de 62 años, condenado por haber violado y agredido sexualmente a 40 mujeres en California entre 1971 y 1982, incluyendo 26 mujeres en el condado de Los Ángeles, será puesto en libertad tan pronto como se le encuentre un lugar donde vivir dentro del Condado de Los Ángeles.

“Agotamos todas las vías legales para detener la liberación del violento depredador sexual Christopher Hubbart al Condado de Los Ángeles”, dijo la fiscal de distrito Jackie Lacey en un comunicado. “Ahora estamos comprometidos a trabajar con las fuerzas del orden para garantizar el cumplimiento de todos los términos y condiciones de la liberación de Hubbart de la custodia.”

Lacey presentó varios recursos legales para detener la liberación de Hubbart al Condado de Los Ángeles, llevando el caso hasta la Corte Suprema de California.

Será “una libertad condicional súper intensiva”, dijo Vonda Tracey, la subprocuradora del Condado de Santa Clara. Hubbart deberá llevar un brazalete con GPS en el tobillo, continuar con su tratamiento , obedecer un toque de queda y ser objeto de registros al azar, pruebas de drogas y polígrafos. A diferencia de las veces anteriores que salió de la cárcel y atacó otras mujeres, cuando sea liberado será monitoreado las 24 horas de todos los días.

Hubbart fue internado en un hospital del estado después de cumplir una pena de prisión que debía finalizar en enero de 1996, bajo una nueva ley promulgada en ese momento que permitía a depredadores sexuales violentos a ser institucionalizados civilmente para tratamiento.

Tracey dijo que la liberación de Hubbart es la fase final de un proceso de tratamiento de múltiples pasos que termina con una libertad condicional en la comunidad, bajo la supervisión de la Corporación Libertad Healthcare. La decisión de liberar a Hubbart fue realizada por un panel de profesionales en el hospital estatal que han seguido y analizado su progreso.

Una vez que se le encuentre un hogar, se notificará a la comunica, que tendrá la oportunidad de hacer comentarios sobre la ubicación de la vivienda de Hubbart. Mientras tanto, Hubbart permanece en el Hospital Estatal de Coalinga.

Se realizarán audiencias mensuales para discutir si se ha encontrado una vivienda para Hubbart . Según Tracey, si no se puede encontrar una dentro del año, existe la posibilidad que un juez ordene una “liberación sin hogar”, situación que se considera sería una pesadilla para hacer cumplir el requisito de supervisión y la seguridad pública.