Se derrumba Murray

Habrá nuevo campeón en el US Open; Wawrinka sorprende al inglés

Se derrumba Murray
Andy Murray luce cabizbajo tras perder un set en el juego de ayer.
Foto: EFE

NUEVA YORK (AP).— El Andy Murray de antaño, ese tenista que se fastidiaba fácilmente y rompía raquetas, reapareció ayer y con ello su reinado como campeón del Abierto de Estados Unidos llegó a un sorpresivo fin.

Murray sufrió una abultada derrota 6-4, 6-3, 6-2 ante el suizo Stanislas Wawrinka en los cuartos de final.

La frustración marcó el rumbo del partido para Murray, quien el año pasado atrapó su primer título de Grand Slam en Flushing Meadows y luego conquistó el segundo en Wimbledon en julio de este año.

Wawrinka, noveno cabeza de serie, abrumó a Murray por completo.

Después de cometer 15 errores no forzados contra ocho tiros ganadores en el primer set, Murray azotó la raqueta sobre la pista del estadio Arthur Ashe y luego la despedazó al caminar hacia su silla.

Sin encontrar soluciones para revertir el trámite, Murray no se cansó de pegar gritos de enojo. También, desesperadamente, gesticuló en dirección al palco donde se encontraba su entrenador, Ivan Lendl.

“Hubiese querido haber jugado un poco mejor”, declaró Murray, quien apuradamente se dirigió a la sala de prensa para dar explicaciones por su derrota. “Vengo de dos años muy buenos. Es una lástima que hubiese jugado tan mal”.

Se trata de la primera ocasión desde 2010, cuando perdió en tercera ronda ante el suizo Wawrinka, que Murray no se clasifica a las semifinales del US Open.

Wawrinka, en tanto, disputará su primera semifinal de un Grand Slam.

“Esto es sensacional, sobre todo en un torneo como éste”, dijo un radiante Wawrinka, quien no encaró una bola de quiebre en ninguno de sus 14 games con servicio.

“Él es el defensor del título, un rival durísimo. Estoy súper contento, ha sido un partido increíble”, agregó.

A Wawrinka se le suele describir como el “otro suizo”, siempre a la sombra del gran Roger Federer, el campeón de 17 torneos de Grand Slam.

Pero este US Open marcó la primera vez que Wawrinka avanza más lejos que su compatriota en una de las cuatro grandes citas del tenis.