Listos para un ataque

Jefe naval de EEUU revisa los recursos para una acción en Siria
Listos para un ataque
Avión Super Hornet sobre la cubierta del USS Nimitz, portaviones que había sido enviado a casa y reasignado al Mar Rojo por crisis siria.
Foto: AP

ARLINGTON (EEUU).— El jefe de operaciones navales de EEUU, el almirante Jonathan Greenert, afirmó ayer que la Marina está “lista” para un eventual ataque contra Siria, y sus unidades “han estado desplazadas” para cualquier teatro de operaciones bélicas.

“Estamos listos. Las unidades que están involucradas ya estaban desplazadas y ya estaban allí”, dijo Greenert tras una presentación ante la Asociación de Oficiales de Servicios Navales (ANSO, en inglés), en Arlington (Virginia).

“Cuando desplazamos nuestros buques, los desplazamos listos para un amplio espectro de operaciones, y éste (el de Siria) sería uno de ellos”, afirmó Greenert, uno de los oficiales de mayor rango en la Marina.

“Tenemos que estar allí donde importa, en el momento que importa”, afirmó.

Preguntado sobre el despliegue de submarinos y misiles Tomahawk, Greenert sólo confirmó que la Marina tiene submarinos “desplegados en todo el mundo, y no puedo discutir su ubicación exacta, pero puedo decir que nuestros destructores, nuestros submarinos, nuestros portaaviones tienen un amplio rango de misiones y capacidades.”

Ante el American Enterprise Institute, Greenert dijo que la Marina cuenta con cuatro destructores, un muelle flotante y un grupo de batalla cerca de Siria.

Los cuatro destructores, USS Barry, USS Stout, USS Gravely y USS Ramage se encuentran en la zona del Este del Mar Mediterráneo y cada uno tiene capacidad para hasta 96 misiles Tomahawk. El Pentágono también tiene listo el portaaviones USS Nimitz en el Mar Rojo.

Greenert no forma parte de la cadena de mando pero una de sus tareas es asegurar que se cuente con la capacitación adecuada y los recursos.

“Tienes que fijarte en lo que rinda el mejor efecto posible”, explicó Greenert al mencionar una acción cibernética, el uso de misiles cruceros o una arma eléctrica, conocida como “rail gun”, que dispara proyectiles metálicos a alta velocidad mediante un campo magnético.

“Tenes que tener un rango de posibilidades y la tecnología nos lo provee”, dijo Greenert.

“Si puedes cegar el radar, moverte alrededor de él o confundirlo eso es más barato, más eficaz y más rápido”, agregó.

Aunque el Pentágono no ha puesto una cifra exacta sobre el costo de la eventual operación contra Siria, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que el costo podría suponer decenas de millones de dólares.

No está claro si, ante las presiones presupuestarias —habrá un recorte en defensa de 52 mil millones para el año fiscal 2014—, el Pentágono solicitará al Legislativo fondos suplementarios para la operación.