Los Ángeles trata de recuperar desertores escolares

Casi 20,000 estudiantes dejan la escuela cada año. El alcalde Eric Garcetti y el Superintendente escolar John Deasy participaron en el Día de Recuperación de Estudiantes en el LAUSD con el propósito de convencerlos de regresar a la escuela
Los Ángeles trata de recuperar desertores escolares
Estudiantes y padres aplauden la iniciativa de recuperar a desertores escolares durante una conferencia de prensa con el alcalde Eric Garcetti y el superintendente John Deasy.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Con “brazos abiertos” fue como el distrito escolar de Los Angeles (LAUSD), y principalmente la preparatoria Fremont, recibió esta mañana a Jocelyn López, una estudiante que había dejado la escuela desde marzo, debido a su inesperado embarazo.

“No podíamos estar mas contentos de que vuelvas a la escuela”, le dijo el superintendente del LAUSD John Deasy a la joven de 17 años, quien tuvo que dejar la escuela porque sus padres no la apoyaron más para que continuara sus estudios cuando quedó embarazada.

Hoy, por sexto año consecutivo, se llevó a cabo el Día de Recuperación de Estudiantes en el LAUSD, durante el cual Deasy y el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti le prometieron a López todo el apoyo para que ella pueda concluir sus estudios. Y no solo a ella, sino también a otros cerca de 20,000 estudiantes, que según funcionarios del distrito, dejan de asistir a escuelas del LAUSD, cada año.

“Tenemos que ir hasta a sus hogares para saber la razón por la que han dejado de ir a la escuela. A veces simplemente van a otros distritos, pero a veces dejan de estudiar y se quedan en casa”, compartió Debra Duardo, directora de servicios estudiantiles del LAUSD.

“La razón más común es porque tienen problemas en casa, familiares”, indicó Laura Lara, consejera de los centros de ayuda Youth Source de la ciudad. Estos centros apoyan a jóvenes para que puedan terminar sus estudios básicos y dan entrenamiento laboral a aproximadamente 9,000 jóvenes en Los Ángeles.

“Dejé la escuela simplemente porque siempre fue muy duro para mi. Mi madre es soltera, teníamos muchos problemas, no teníamos hogar fijo, estuvimos indigentes, y hasta llegue a consumir marihuana. Era solo un niño, no sabía como enfrentar tantos problemas”, confesó Israel Frank, un estudiante que luego de desertar sus estudios, regresó y logró obtener su diploma en Fremont High School, en el sur de Los Angeles.

López ahora también está encaminada y decidida a obtener su diploma de preparatoria de Fremont. “Solo me quedan unas cuantas clases para graduarme y lo voy hacer. Ahora con más ganas por mi hijo”, dijo la futura madre, quien está a un mes de dar a luz.

El alcalde Garcetti destacó las ventajas económicas para que los desertores escolares regresen a las aulas.

“Si pudieramos reducir en un 50% las deserciones escolares (dropouts), la ciudad generaría $1,100 millones de dólares”, afirmó. “Lograr que terminen sus estudios es un asunto de todos”, asentó el alcalde.

Motivado por el potencial de estos jóvenes, Garcetti acompañó a Deasy a tocar puertas en cuatro diferentes hogares para buscar a esos estudiantes. Así lograron traer de regreso a la escuela Fremont a Elizabeth Mendoza. Una estudiante de último grado en esta preparatoria, Mendoza dejó de asistir a la escuela por problemas de salud.

“Fue una gran sorpresa ver al alcalde tocando mi puerta”, dijo la chica a La Opinión. Ella explicó que sufre de severa inflamación de sus intestinos, y que esa es la razón que la aleja constantemente de clases.

“Quiero regresar a la escuela y terminar la high school, pero necesito apoyo”, pidió. El vicepresidente de la junta directiva del LAUSD, Steve Zimmer, puso manos a la obra imediatamente, al recibirla en la entrada del plantel escolar y escuchar sus necesidades.

“Hoy es un nuevo día, una nueva oportunidad para todos los estduiantes que creen que no podían terminar la escuela. Sí pueden. Es nuestra responsabilidad apoyarlos hasta el final”, aseveró el promotor de la campaña “Student Recovery Day”.

Desde que se comenzó esta iniciativa en el 2009, se han recuperado a más de 4,000 estudiantes, luego de realizar 13,067 llamadas telefónicas y 8,542 visitas a hogares.

Las escuelas con mayor número de deserciones escolares en Los Ángeles son Dorsey, Belmont, Grant, University, Bell, San Fernando y Fremont.