Obama no tiene apoyo

Miembros del G20 rechazan ataque a Siria sin el visto bueno de la ONU

Obama no tiene apoyo
El presidente Obama en San Petersburgo, Rusia.
Foto: AP

SAN PETERSBURGO, Rusia.— La cumbre de líderes del G20 concluyó ayer sin que el presidente Barack Obama lograra el respaldo de sus socios para atacar Siria, pero sin que estos pudieran persuadirle de abandonar sus planes de castigar militarmente al régimen de Bachar al Asad.

“Seguimos pensando que el régimen de Al Asad usó armas químicas y es una tragedia… Debe haber una respuesta firme y medidas serias” para castigar a Damasco, pues las armas químicas son un peligro para toda la región”, afirmó el presidente de EEUU en la conferencia de prensa que ofreció al final de dos días de cumbre.

Obama señaló que había tratado sobre la crisis siria con sus colegas del G20, y que continuará en los próximos días tratando de buscar apoyos de sus socios extranjeros para una intervención contra Siria.

Además, anunció que el próximo martes 10 se dirigirá a los estadounidenses para hablar sobre este asunto, en lo que supone una señal de que seguirá adelante con su idea de intervenir en el país árabe.

El mandatario estadounidense reconoció que, si bien la gran mayoría de sus colegas del G20 comparten la idea de que Al Asad ha rebasado la línea roja empleando armas químicas contra su población, consideran inaceptable lanzar un ataque sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

Pero dejó claro que eso no le detendrá porque “el Consejo de Seguridad de la ONU prácticamente está paralizado” por la postura de Rusia y China contraria a una intervención.

Por otra parte, EEUU ordenó la salida de personal de su Embajada en Líbano y advirtió sobre lo inconveniente de los viajes a Turquía.