Meza y Trejo solo igualan

Técnicos de Pachuca y Pumas debutan, pero no logran ganar
Sigue a La Opinión en Facebook
Meza y Trejo solo igualan
Daniel Ludueña conduce el esférico ante la mirada de un defensa de Pumas de la UNAM, en partido de la fecha 9.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— Ni uno ni otro. Ayer en Pachuca no se cumplió aquello de que técnico que estrena, gana, pues ni Enrique Meza ni José Luis Trejo lograron ver reflejado su trabajo en un gol, por lo que Tuzos y Pumas tuvieron que quedarse con un desabrido empate a cero, en duelo de la jornada 9 de la Liga MX.

La expectación que generó el estreno de técnico en ambos banquillos fue lo único que tuvo de interesante el partido, al menos en el primer tiempo, pues tanto Meza como Trejo volvían a un césped que conocen como la palma de su mano y en el que los dos tocaron la gloria (Clausura 2007 y Clausura 2006, respectivamente).

Con dos días de trabajo entrenador y jugadores felinos advirtieron que habría cambios, y ocurrió.

La mejoría auriazul no fue notoria, pero por lo menos, se mostraron menos desordenados que en partidos ocasiones, parecería que lo que necesitaban era un entrenador que pusiera a cada cual en el lugar que le correspondía.

Al inicio el Pachuca intentó sorprender a los felinos con dos tiros de Cavenaghi, pero en el fondo “Pikolín” y luego Fernando Espinosa, impidieron la anotación.

El argentino siguió intentando, pero todos sus esfuerzos fueron inútiles, traía la mira desviada.

Así transcurrieron los 45′ del primer tiempo, ida y vuelta de ambas escuadras, las cuales fueron incapaces de generar emociones en la tribuna.

Pese al mal paso, los aficionados de los felinos se hicieron presente y pintó de azul y oro la cabecera norte del Huracán.

Los cánticos de los fanáticos universitarios no dejaron de escucharse a lo largo del encuentro, pese a que la minoría tuza intentó hacer lo propio, no pudo y terminó perdiendo, al menos en la tribuna.

Mientras, en el césped, los 22 hombres intentaron, pelearon y de vez en cuando pisaron el área rival. Incluso, los Tuzos fueron los que generaron mayor peligro.

En la banca, los técnicos, observaban atentos cada una de sus piezas; cautelosos y dando instrucciones, Trejo y el “Ojitos” hicieron cambios, ajustaron detalles, pero nada hizo efecto.