Matanza en Nigeria

Encuentran al menos 142 cuerpos después de una pelea entre sectas

Matanza en Nigeria
Equipos de rescate trasladan a una víctima tras los enfrentamientos entre el grupo islamista radical, Boko Haram y las fuerzas de seguridad nigerianas.
Foto: EFE

LONDRES.— Al menos 142 cuerpos de personas ultimadas por rebeldes de la secta Boko Haram fueron descubiertos en una área cercana a un ataque que realizó el grupo islámico en el norte de Nigeria, reportaron las autoridades locales.

Las víctimas, dejadas a lado de una carretera y zonas periféricas, fueron llevadas al centro de servicios forenses locales por funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental del Estado de Borno (BOSEPA), señaló un oficial de seguridad identificado como Saidu Yakubu.

Versiones anteriores de la prensa local señalaban que en la emboscada del martes pasado en una localidad de Borno, en el noreste de Nigeria, murieron 87 personas

Disfrazados con uniformes militares, los milicianos de Boko Haram, que busca crear un estado islámico en Nigeria desde 2009, establecieron puestos de control en las afueras de Benisheik y mataron a tiros a los que tratan de huir.

Residentes de la ciudad Benisheik indicaron que 15 camiones, 18 vehículos, ocho motocicletas y seis bicicletas fueron incendiados por los miembros de la secta en el ataque del martes, también arrasaron con 150 casas y comercios.

El puesto militar en la zona y la secretaría de gobierno local también fueron atacados con granadas propulsadas por cohetes.

Tropas del ejército de Nigeria junto con unidades de la Fuerza de Tarea Conjunta se encuentran en la zona, reportó el diario nigeriano This Day.

El gobernador del estado, Alhaji Kashim Shettima, describió el ataque como bárbaro y no islámico, insistiendo en que nadie en su sano juicio lo haría, y agregó: “Esto es sólo la locura de destruir las estructuras públicas, casas de la gente y matar a la gente como ellos lo hicieron.”

El comisionado de Policía, Lawal Tanko, y el comandante de la 21 Brigada Blindada del ejército, general Idris Mohammed Yusuf, aseguró a los residentes que más tropas se desplegaron en la zona para protegerlos contra futuros ataques.

Las comunicaciones con el estado de Borno se han visto gravemente afectadas desde mayo, cuando el estado de emergencia fue declarado en Borno y dos estados vecinos.

Sin embargo, los ataques se han incrementado recientemente, a pesar de un despliegue militar masivo a las áreas más afectadas.

Grupos de vigilancia locales se han formado para ayudar a combatir a los militantes, pero decenas de estos voluntarios han muerto en las últimas semanas.

Benisheik, a 70 kilómetros al oeste de la capital del estado, Maiduguri, también fue escenario de enfrentamientos a principios de este mes, que al parecer dejó a cinco milicianos y 13 miembros de vigilantes muertos.