No hay amplio favorito

Elecciones en Alemania lucen muy reñidas entre Merkel y Steinbrück

No hay amplio favorito
La Canciller alemana Angela Merkel podría ser derrotada en las elecciones de este domingo en Alemania.
Foto: EFE

BERLIN.— La canciller alemana, Angela Merkel, y su principal rival, el candidato socialdemócrata, Peer Steinbrück, recorrieron ayer cientos de kilómetros de la geografía nacional para pedir el voto en las elecciones del domingo, empujados por unos sondeos que auguran un resultado reñido.

Todas las encuestas apuntan a que Merkel logrará este domingo una clara ventaja sobre sus rivales, pero no es claro que consiga una mayoría suficiente para gobernar con su actual socio de coalición, el Partido Liberal (FDP).

Merkel participó en mítines en Hannover y en Múnich, Steinbrück en Wiesbaden, Marburg y Kassel y los partidos pequeños también apretaron el acelerador a dos días de las elecciones.

Los mítines siguen girando en torno a la situación económica de Alemania y a las discrepancias que existen entre los dos principales partidos en materia fiscal y en materia laboral.

El SPD y Los Verdes quieren aumentar la carga fiscal para las rentas más altas mientras que Merkel advierte permanentemente que esto afectaría a quienes crean empleo y pondría en peligro la estabilidad laboral de que disfruta Alemania.

Según un sondeo del instituto demoscópico Forsa, difundido ayer, el partido de la canciller, la Unión Cristianodemócrata (CDU), sumada a su ala bávara la Unión Socialcristiana (CSU), obtendrá un 40% de los votos, un punto más que en su cata de la semana pasada.

Además, el estudio constata los datos de anteriores encuestas electorales al dar a los tradicionales socios de Merkel, los liberales, un 5% de los votos, el mínimo legal para acceder al Bundestag (cámara baja).

Por su parte, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) lograría el 26% de los votos, frente al 10% que obtendrían Los Verdes y el 9% de La Izquierda.

Con ello la actual coalición de gobierno tendrían un 45 por ciento, al igual que los tres partidos de oposición.

Por último, los euroescépticos de Alternativa para Alemania (AfD) se haría con un 4% de los escrutinios y Los Piratas sumarían un 2% de los apoyos, y por tanto ambos quedarían fuera del Bundestag.