Noche azul celeste

Tres goles de Emaná dan triunfo y cima del Grupo 3 a La Máquina sobre un débil rival
Noche azul celeste
Achille Emaná marcó triplete ante Valencia, anoche, y se estrenó como goleador celeste. Aquí hace el 2-0.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F. (NTX).— En una noche inspirada del camerunés Achille Emaná, quien se estrenó con el equipo con tres goles, Cruz Azul venció anoche por 3-0 al Valencia de Haití, y se apoderó de la cima del Grupo 3 en la Liga de Campeones de la Concacaf.

En partido disputado en el Estadio Azul, los tantos de Emaná cayeron en los minutos 5, 30 y 75, para dar el primer lugar del sector a La Máquina, e incluso el argentino Mariano Pavone falló un penal al 45′.

Ahora, los celestes definirán ante Herediano de Costa Rica al equipo que irá a la segunda fase en el último partido de la fase de grupos que se jugará en territorio tico.

A pesar de tener la ventaja tempranera desde el minuto cinco, el cuadro haitiano se le complicó a Cruz Azul.

Emaná anotó el 1-0 con toque “flotadito” a la salida del arquero al ingresar por izquierda, en pared con Pavone.

El cuadro visitante endureció la pierna, sobre todo en defensa, pero aun así Pavone se perdió dos claras de gol.

Luego de una falla más del ecuatoriano Joao Rojas, en jugada individual por izquierda, y que al tener para centrar se engolosinó y remató por fuera.

Emaná anotó el 2-0 al 30′, de nuevo a pase de Pavone por el centro, y ante la salida de Montrevil punteó la pelota que entró de manera agónica al arco pese al despeje desesperado del defensa Jean Jean para el 2-0.

El conjunto visitante intento responder con un disparo lejano que el guardameta celeste Guillermo Allison desvió por todo lo alto para evitar la caída de su marco y llevarse la ventaja al vestidor con algunos apuros.

Ya sobre el final del primer tiempo, Cruz Azul se encontró con un regalo arbitral al marcar como penal una mano dentro del área que no fue intencional de Makendy Duverger, que Pavone se encargó de cobrar, pero lo hizo de pésima forma y el arqueo Montrevil atajó lo que pudo haber sido el 3-0, al minuto 45.

Para la segunda parte, Valencia se replegó y le cedió toda la iniciativa al Cruz Azul, que se cansó de fallar ante el marco enemigo, en parte gracias a la buena actuación de Frandy, quien evitó por lo menos cinco oportunidades de gol al ataque cementero, convirtiéndose en la figura de su equipo.

Los dirigidos por Guillermo Vázquez, se cansaron de fallar ante el marco enemigo, principalmente Pavone en opciones claras y frente al arquero, lo que provocó que los pocos aficionados celestes que acudieron al estadio se metieran con él.

Sin embargo, al minuto 75, Emaná le dio un poquito más de seriedad al marcador con su tercero de la noche, al prender con potencia un rebote desde fuera del área en el cobro de un tiro de esquina y poner el balón lejos del alcance de Montrevil para el 3-0.

A pesar de la desventaja, el conjunto valenciano se dio un poquito el lujo de tocar el balón y llegar ante el marco de Guillermo Allison, pero su falta de experiencia le impidió llegar con real peligro de gol y salió con la derrota.

El trabajo del silbante costarricense Jeffrey Solís fue regular y amonestó solamente a Esso Amisy, de Valencia.