Más oportunidades educativas para jóvenes latinos

Algunos personajes de la política nacional aseguran que la guía no tiene utilidad, mientras otros la alaban.

Diversidad vs. estereotipos raciales.
Diversidad vs. estereotipos raciales.
Foto: EFE / Archivo

Washington, D.C.- La nueva guía sobre acción afirmativa emitida hoy por el Departamento de Justicia (DOJ) generó reacciones encontradas en un campo marcado por la controversia.

El gobierno presentó una nueva guía para centros de educación superior donde aclara la importancia de considerar la raza como un factor para asegurar diversidad racial en el sector.

Es la primera vez que DOJ ofrece una aclaración en esta área y responde al fallo de la Corte Suprema sobre acción afirmativa realizado en febrero de este año. Ésta se define como una política que da un trato preferencial a un grupo que históricamente haya sufrido discriminación. En general en esta categoría se incluyen minorías raciales, como afroamericanos e hispanos.

Para Roger Clegg, presidente del Centro para Oportunidades Igualitarias, de ala más conservadora, la guía no tiene mucha utilidad: “Sepulta la exigencia de la Corte Suprema de un escrutinio estricto y oculta que la deferencia dada a las universidades será menor”, explicó. “La guía es débil”, agregó.

Para Kevin Johnson decano de la escuela de leyes y estudios chicanos en UC Davis, el gobierno está tratando de dejar claro que la decisión de la Corte Suprema realmente no cambia nada en la aplicación de la acción afirmativa.

“Es un esfuerzo de resaltar la decisión y decirle a las universidades públicas que deben continuar diseñando programas que aseguren diversidad en sus campus. Las guías anteriores de la Administración Bush enfatizaban lo difícil que eran estos programas y podían desincentivar a algunas universidades”, explicó.

El caso “Fisher versus University of Texas” cuestionaba la validez de un programa de acción afirmativa en las admisiones de estudiantes.

La Corte Suprema devolvió el caso al tribunal menor y especificó que no se había hecho una revisión adecuada de los argumentos para aplicar acción afirmativa en la Universidad de Texas. También reafirmó que la diversidad es un factor importante en las universidades.

La nueva guía de DOJ descansa en este fallo. El documento explica que la Corte “preservó el principio de que las universidades tienen un interés apremiante en alcanzar los beneficios educativos derivados de un cuerpo estudiantil racial y étnicamente diverso”. Además, recalca que “pueden perseguir ese objetivo en sus programas de admisión”.

El documento incluye una serie de preguntas y respuestas donde se aclaran las repercusiones del fallo de la Corte y la manera en que eso puede afectar las admisiones.

“Un proceso que promueva la diversidad estudiantil ayuda a romper los estereotipos raciales, les permite a los alumnos entender a personas de diferentes razas y los prepara para tener éxito en la sociedad”, dijo el procurador general de justicia, Eric Holder.

La guía detalló que los departamentos de educación y justicia apoyan fuertemente la diversidad en la educación superior.