Empire State para todos

Con poco más de $13 puede sentirse dueño del mítico rascacielos

Empire State  para todos
El rascacielos de 102 pisos y 443 metros, fue hasta 1973 el edificio más alto del mundo.
Foto: AP

NUEVA YORK.— La salida a bolsa de la empresa propietaria del Empire State Building ha hecho posible desde ayer que cualquiera pueda ser dueño de una parte, aunque sea pequeña, del mítico rascacielos de Nueva York por poco más de 13 dólares la acción.

El debut de Empire State Realty Trust (ESRT) en Wall Street marchó de forma moderadamente favorable y los títulos subieron un 0.77 % al cierre, si bien habían llegado a ascender casi el 3.5 % nada más iniciarse sus contrataciones.

ESRT emitió 71.5 millones de acciones a 13 dólares, una cifra que finalmente se situó en la parte baja del arco de entre 13 y 15 dólares que la compañía marcó hace varias semanas.

La compañía esperaba obtener 930 millones de dólares, cifra que se redujo a 754.4 millones tras descontar comisiones y gastos derivados de la emisión.

Por todo ello, esta IPO (una oferta inicial de acciones) no tiene gran importancia financiera en cuanto a volumen absoluto, si bien se trata de una de las mayores salidas a bolsa de un fondo de inversión en bienes raíces (o REIT).

La operación es sobre todo llamativa por el simbolismo del rascacielos de 102 pisos y 443 metros, que fue hasta 1973 el edificio más alto del mundo y es uno de los principales atractivos turísticos de la Gran Manzana.

De hecho, un visitante debe pagar 44 dólares por subir hasta el observatorio del piso 102 (27 dólares para subir hasta la terraza del piso 86), lo que supone que ayer es más barato ser dueño de un pequeño trozo del rascacielos que visitarlo por un rato.

La compañía posee un total de 19 edificios de oficinas y comerciales en los estados de Nueva York y Connecticut (edificios de oficinas o superficies comerciales), con opción a hacerse con otras dos.

Siete de sus propiedades se encuentran en la zona de Midtown, uno de los puntos clave de los edificios de oficinas de esta ciudad.

Pero lo que separa a ESRT de otras compañías similares es, precisamente, el Empire State, que en 2012 recibió un total de 4.2 millones de visitantes, lo que generó solamente por ello unos ingresos de 92 millones de dólares.

Eso, aparte de lo que ingresa por el alquiler de los 250,000 metros cuadrados de oficinas que alberga el inmenso edificio, así como por todo tipo de eventos de relaciones públicas que se organizan en el rascacielos, una de las construcciones más famosas de todo el mundo.

La cartera de propiedades de la compañía totaliza 548,000 metros cuadrados, con un índice de ocupación del 84 %.

La salida a bolsa se produjo después de que ESRT rechazó en los últimos meses varias ofertas de compra del rascacielos y tras años de disputas entre la familia Malkin, que controla el edificio, y algunos de los pequeños inversores copropietarios del Empire State que se oponían al plan.

A finales de mayo, la gran mayoría de los pequeños inversores que se agruparon en 1961 para comprar el rascacielos dieron su visto bueno a la salida a bolsa.

La salida a bolsa de ESRT coincidió con una de las mayores inmobiliarias de Estados Unidos y a nivel mundial, Re/Max, que emitió acciones por 220 millones de dólares y hoy comenzaron a cotizarse, con aumentos de cerca del 20 %, en lo que parece una apuesta por la definitiva curación del mercado estadounidense de vivienda tras la burbuja inmobiliaria de la década pasada.