Brown convierte en ley licencias para indocumentados

La AB60 ya es ley. Entra en vigor el 1ro de enero del 2015
Brown convierte en ley licencias para indocumentados
El gobernador Brown celebra su firma la ley que permitirá la emisión de licencias de conducir a inmigrantes indocumentados en California.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

“Sí se pudo”, gritaron emocionados los inmigrantes y activistas presentes cuando el gobernador Jerry Brown puso su firma al documento que convirtió en ley la AB60 y que ahora permitirá que indocumentados en California puedan obtener licencias de conducir.

Momentos antes de firmar la ley, Brown dijo que esta ley es solo el primer paso para ayudar a indocumentados. “California no solo es un sitio de sueños, pero de realidades,” dijo el gobernador.

“Este es el primer paso. Cuando millones de personas sin documentos manejen con respeto en el estado de California, el resto del país tomara nota que ya no tienen que vivir en las sombras….No fue la política ni los políticos, si no nosotros el pueblo que logramos que esto sucediera,” ” señaló Brown.

La ceremonia comenzó casi 15 minutos tarde – aproximadamente a las 10 de la mañana y contó con el apoyo del alcalde Eric Garcetti.

“Esta ley trae muchas ventajas para nuestra ciudad. Hará que nuestras calles sean mas seguras”, dijo Garcetti. “Este es el tiempo de inspirar a la nación…. Cuando se vuelva a abrir el gobierno federal, que se pongan serios de aprobar una reforma migratoria.”

El jefe de policía de Los Ángeles, Charlie Beck, aplaudió la aprobación de la ley, diciendo que “sirve para hacer más seguras las calles”

El evento histórico contó con las presentaciones de varios líderes, incluyendo el concejal Gil Cedillo, quien durante 20 años batalló por una ley que otorgue licencias para indocumentados en California.

“Esta es una lucha por el sueño americano, por los migrantes que quieren vivir con dignidad y respeto”, afirmó Cedillo. “Si se pudo. Estamos aquí. No nos vamos, y siempre adelante”.

Todos los presentes aprovecharon para insistir que debe debe darse un impulso al empantanado debate sobre la reforma migratoria.

Tras la firma del gobernador, la gente gritaba “Hoy la licencia, mañana la reforma.”