Cortez desmiente acusaciones de “Piolín”

Por primera vez desde que se desató el escándalo de acoso sexual en contra de Eddie “Piolín” Sotelo, se defiende la persona que hizo la primera denuncia
Cortez desmiente acusaciones de “Piolín”
El locutor Beto Cortez asegura que no es ni mentiroso, ni traidor.
Foto: Suministrada

Beto Cortez, ex compañero de trabajo de Eddie “Piolín” Sotelo, asegura que las declaraciones que hizo el popular locutor radial sobre él en una entrevista con Telemundo son falsas.

En la entrevista, transmitida el jueves 25 y viernes 26 de septiembre en el programa “Al Rojo Vivo”, Sotelo dijo sentirse traicionado por las personas que formaron parte del equipo de producción de su show radial “Piolín por la mañana” y las acusó de mentirosos y de extorsión.

Las declaraciones de Sotelo impulsaron a Cortez a responder a las acusaciones. “Piolín salió diciendo que soy traidor, mentiroso y mal amigo. Por eso me estoy defendiendo”, dijo en entrevista telefónica.

“Nunca he hablado públicamente acerca de lo que Piolín me hizo a mi y a otras personas en el show. Yo reporté sus acciones a mi empleador, quien investigó lo que dije y después, por alguna razón, cancelaron el show. Eddie Sotelo me llamó un traidor y un mentiroso, y sugirió que conspiré con otros para hacer estas acusaciones buscando dinero”.

“Nada de eso es verdad”, asegura Cortez. “Yo siempre he hablado con la verdad. Eddie Sotelo no es la persona que la gente conoce a través de la radio y la televisión”.

Durante la entrevista en Telemundo, Sotelo afirmó: “A mí me sorprendieron todas las acusaciones que se me están haciendo. Las personas que me conocen a mí saben que no soy esta persona, que no soy un acosador, que es en la manera como nos llevábamos por un programa que es de relajo, de comedia, de bromas, chistes”.

El 22 de julio, Univision Radio eliminó abruptamente el show “Piolín por la mañana” y Sotelo salió de la compañía. Una semana después, surgieron las acusaciones de acoso sexual, luego que el diario Los Angeles Times descubriera que Cortez había presentado una queja interna a recursos humanos.

Cortez dice que no sabe cómo el Times obtuvo acceso a esa información, ya que debería haber permanecido confidencial, y que hubiera preferido que no se diera a conocer públicamente.

Al poco tiempo, Betty Velasco salió a la defensa de Cortez y confesó que ella también había sido víctima de agresión verbal de parte de Sotelo en diferentes ocasiones, y lo acusó de comportamiento inapropiado, relatando como el locutor hasta había orinado dentro de la cabina frente a ella.

Aunque durante la entrevista con Telemundo Sotelo acusó de mentirosos y extorisionistas a su ex grupo de trabajo, no desmintió que haya hecho sus necesidades en cabina.

Cortez no quiso comentar sobre las alegaciones de Velasco ni de los otros ex compañeros de trabajo, con quienes asegura no ha mantenido contacto.

“Lo que quiero que se sepa es que jamás me junté con los ex empleados. Jamas hice un complot”, afirma Cortez.

Cortez no quiso hablar al respecto, pero señaló que él no está incluido en una demanda que interpuso Sotelo por extorsión. La demanda, presentada el 26 de agosto en la Corte Superior del Estado de California en Los Ángeles, nombra como acusados a Domingo Rodrigo Ochoa, Tomás Alejandro Fernández, Samuel “Cusuco” Heredia, Sergio “Checo” Vera, Gerardo “Chiquirruco” Palencia, y Bertha “Betushca” Velasco, junto a los abogados John C. Taylor and Robert R. Clayton and their firm, Taylor & Ring, LLP.

Tras la salida de Sotelo de Univision Radio, Cortez permaneció unas semanas más como locutor nocturno en la 101.9 FM, hasta que decidió renunciar a su cargo.

Actualmente, dice estar trabajando en proyectos independientes y a punto de lanzar una carrera como actor.