Obama dispuesto a negociar

WASHINGTON/EFE — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró ayer estar dispuesto a negociar sobre cualquier aspecto del presupuesto federal con los republicanos pero no bajo la amenaza de la suspensión de pagos ni de la paralización parcial de la Administración, que ya cumplió una semana.

El presidente aseguró que “no hay ningún tema sobre el que no esté dispuesto a trabajar, negociar y llegar a un compromiso de sentido común”, sin embargo, rechazó las circunstancias en las que los republicanos quieren alcanzar sus objetivos.

“No vamos a negociar bajo la amenaza de causar un daño mayor para nuestra economía y las familias de clase media. No vamos a negociar bajo la amenaza de una paralización prolongada hasta que los republicanos obtengan el cien por cien de lo que quieren”, dijo durante una visita a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), cuyos trabajadores fueron suspendidos de empleo y sueldo a causa del cierre, pero tuvieron que regresar al trabajo por la amenaza que supuso esta semana la tormenta tropical Karen.

Obama subrayó la pérdida de servicios que están sufriendo los ciudadanos, y llamó al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, a que someta a voto el proyecto de ley para una financiación temporal sin condicionantes.

“Tengo la muy fuerte sospecha de que hay suficientes votos” para aprobar la legislación, dijo ayer el presidente en la sede de FEMA.