Empleados federales regresan a sus trabajos en EEUU

Reabren gobierno luego de que el presidente Obama firmara una iniciativa de ley que permite elevar el techo de endeudamiento.
Empleados federales regresan a sus trabajos en EEUU
El gobierno de Estados Unidos reabre sus puertas tras dos semanas de operaciones parciales.
Foto: La Opinión

Washington.- Los funcionarios del Gobierno federal estadounidense comenzaron a regresar a sus oficinas este jueves después de que el Congreso consiguiera anoche un acuerdo para reabrir la Administración Pública y elevar el techo de endeudamiento.

Unos 800,000 funcionarios y empleados federales fueron suspendidos temporalmente de empleo y sueldo por la falta de acuerdo para mantener temporalmente las asignaciones presupuestarias vigentes con la llegada del nuevo año fiscal el 1 de octubre.

Durante los debates para acabar con la situación, el Congreso y algunas agencias volvieron a operar a niveles relativamente normales de personal, como en el caso del Pentágono, al tiempo que los legisladores prometieron pagar a los funcionarios por los días que estuvieron de licencia obligatoria.

Según indicó a Efe una funcionaria del Departamento de Educación, donde alrededor del 94% de su empleados tuvieron que esperar sin cobrar la nómina el final de la confrontación política, los empleados públicos fueron remitidos a sitios web oficiales para confirmar si este jueves comenzaban a trabajar de nuevo.

Durante los 16 días de espera esta funcionaria tuvo la opción de solicitar prestación por desempleo para compensar la falta de salario, al tiempo que contó con el apoyo de universidades como la de Georgetown, en Washington, que ofreció a funcionarios afectados por el “cierre” jornadas gratuitas de formación.

Tanto en la capital como en todo el país, podrán reabrirse los Parques Nacionales, los museos del Instituto Smithsonian, los proyectos de la agencia espacial NASA, las web públicas o se comenzarán a publicar los datos económicos que fueron retrasados.

La ley firmada por el presidente garantiza los fondos para la reapertura de la Administración hasta el próximo 15 de enero y se sube el tope de endeudamiento hasta el 7 de febrero, lo que evita temporalmente la suspensión de pagos de EEUU.