Reforma migratoria ayudaría a la imagen de republicanos

Grupos pro inmigrantes coinciden en que los congresistas pueden salir beneficiados si aprueban una ley de inmigración
Reforma migratoria ayudaría a la imagen de republicanos
Los activistas pro inmigrantes indicaron que presionarán el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, para que convoque a una votación de la reforma migratoria.
Foto: AP

Washington – Los legisladores republicanos salieron mal parados de la batalla que libraron contra la reforma de salud del presidente Barack Obama, y es por ello, según algunos activistas, que deberían aprobar una reforma migratoria para enmendar su dañada imagen.

El director de la organización America’s Voice, Frank Sherry, señaló que los legisladores republicanos deberían “trabajar con los demócratas para aprobar la reforma migratoria, eso ayudará al Partido Republicano a reparar su nombre gravemente dañado”.

Agregó que los republicanos resolverían un “enorme” problema político que su partido enfrenta con respecto a los votantes latinos, asiáticos e inmigrantes en general, así como probar a los estadounidenses que pueden gobernar de manera responsable, sin negligencias.

El presidente Obama dijo este jueves que tras la ríspida batalla política por el presupuesto y el aumento del techo de la deuda, los congresistas deberían abocarse al trabajo legislativo pendiente.

Detalló tres áreas de trabajo que son aprobar un presupuesto balanceado, la reparación del sistema migratorio disfuncional y la ley agrícola.

Sharry apuntó la necesidad de aprovechar la “ventana de oportunidad” que se presenta ahora.

Consideró que el objetivo deberá ser aprobar una legislación migratoria en la Cámara de Representantes, donde quedaron paralizados los trabajos luego que el Senado aprobó una propuesta de reforma integral en junio pasado.

“La Cámara de Representantes puede ayudar a reparar su imagen tras este debacle del presupuesto y el techo de la deuda”, coincidió por su parte la directora del grupo Alianza por la Ciudadanía, Sue Chinn.

Para ello es necesario “calendarizar de inmediato el voto para la reforma migratoria con una vía para la ciudadanía”, de millones de inmigrantes.

Chinn destacó que el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner debe permitir que la mayoría bipartidista que ya existe en ese recinto legislativo apruebe la reforma migratoria.

Pidió a Boehner ignorar el procedimiento legislativo de “excusas”, al referirse a la llamada “regla de Haster” que utilizan los republicanos que controlan la Cámara Baja.

La “regla de Haster” consiste en no someter una iniciativa a voto si no tiene el apoyo de la mayoría, “no hay necesidad de drama o teatro esta vez”, fustigó Chinn.

La organización Dream Action Coalition & Latino Voters urgió a su vez al presidente Obama a cumplir su promesa de campaña electoral sobre la reforma migratoria y ha “establecer un legado real de liderazgo”.

Lo llamó a mediar con el liderazgo republicano y contactar de manera personal a los republicanos con el propósito de alcanzar la reforma migratoria, estancada desde hace años.