Cae narco Rafael Arellano F.

Asesinado exlíder del cártel de Tijuana durante fiesta en Los Cabos

Francisco Rafael Arellano Félix, del Cártel de Tijuana,  en foto de archivo.
Francisco Rafael Arellano Félix, del Cártel de Tijuana, en foto de archivo.
Foto: AP

El mayor de los hermanos del otrora temido clan del narcotráfico mexicano de los Arellano Félix, Francisco Rafael, fue asesinado a disparos por un individuo disfrazado de payaso, dijeron ayer autoridades del estado de Baja California.

El subprocurador de Investigaciones Especiales de la Fiscalía estatal, Isaí Arias, indicó que el cuerpo de la víctima fue identificado por familiares.

Agregó que desde anoche varias personas declaran como testigos presenciales de los hechos, suscitados cuando se realizaba una celebración familiar en la localidad turística de Los Cabos.

“Arellano Félix recibió dos impactos de bala, uno en el tórax y uno más en la cabeza, que provocaron su muerte. Los hechos ocurrieron ayer hacia las 20.00 horas (01.00 GMT de hoy), lo que generó una intensa movilización de fuerzas de seguridad pública estatal y de militares”, dijo el funcionario.

Asimismo, añadió, se establecieron retenes en las carreteras, como parte de la operación de búsqueda de los asesinos, pero hasta ahora no hay detenidos.

El periódico Tribuna de Los Cabos publicó que durante una fiesta que se realizaba en una residencia un individuo vestido de payaso disparó contra Arellano Félix en la cabeza y una vez más cuando la víctima estaba en el suelo, para después huir del lugar.

Francisco Rafael fue detenido en 1993 y condenado en México a 10 años de prisión al ser encontrado culpable de delitos contra la salud, cohecho y porte ilegal de arma de fuego.

En septiembre de 2003, poco antes de que cumpliera su sentencia, el Gobierno de Estados Unidos solicitó su extradición ya que desde 1980 una corte de California emitió una orden de aprehensión en su contra por narcotráfico.

La extradición fue autorizada por un juzgado mexicano en 2004 para que enfrentara el proceso que tenía pendiente en Estados Unidos, desde donde fue repatriado en 2008 después de alcanzar el beneficio de una reducción de la condena que se le impuso en ese país.

Algunos medios lo identifican como exlíder del cártel de Tijuana, también conocido como cártel de los hermanos Arellano Félix, que monopolizó las rutas de tráfico de drogas durante más de 20 años a través de Tijuana, pero que comenzó a desmoronarse con la muerte de su líder Ramón durante un tiroteo con policías mexicanos en 2002.

Otro de sus hermanos, Benjamín Arellano Félix, fue extraditado desde México en 2011 y sentenciado a 25 años de prisión en una corte federal estadounidense en abril pasado.

A su vez, Eduardo Arellano Félix fue sentenciado en agosto pasado por un tribunal de Estados Unidos a 15 años de cárcel.

El cuarto hermano, Francisco Javier, cumple una cadena perpetua tras su captura en 2006 realizada por la Guardia Costera de Estados Unidos.

Sin embnargo, analistas estiman que la organización criminal también se ha visto mermada por la rivalidad de bandas, entre ellas las que se puede citar al cártel del Pacífico y el de Juárez.