El Monte tiene un plan para salvar casas hipotecadas

La ciudad de El Monte, al este de Los Ángeles, propone expropiar hipotecas para evitar que miles pierdan sus casas
El Monte tiene un plan para salvar casas hipotecadas
Foto de archivo del anuncio de una casa de Pasadena en remate. Según datos, los remates cayeron en el último trimestre.
Foto: AP

SACRAMENTO.— La expropiación de hipotecas podría ser la salvación para cientos de familias en la ciudad de El Monte que están hasta el cuello con las mensualidades de sus casas y no han podido renegociar con los bancos.

Andre Quintero, alcalde de la ciudad de El Monte desde hace cuatro años, dice que el plan de expropiación —normalmente usado para expropiar terrenos— es para ayudar a más de mil familias que le deben más al banco que lo que realmente valen sus casas.

“Estamos hablando de familias de cuatro que al año no ganan más de 42 mil dólares”, explicó el alcalde.

Con este plan de expropiación de las hipotecas, se reduciría el principal de la deuda y se les daría una hipoteca nueva, detalló.

Por ahora la ciudad de El Monte considera el plan de expropiación de las hipotecas y está buscando unirse con otras ciudades de California para tener más fuerza.

En septiembre pasado, el concilio de Richmond, al norte del estado, votó a favor de explorar el uso del derecho de expropiación para refinanciar las hipotecas en la ciudad.

“Algunos si están pagando y otros no, pero lo que sucede cuando la gente no paga o apenas si le alcanza para pagar es que no le queda dinero para consumir”, indica Quintero.

Los afectados con las altas hipotecas son latinos. El 65% de la población de El Monte es latina, y se estima que un 20% es indocumentada.

Varias ciudades buscan usar esta táctica mediante la cual forzarían a los bancos a vender las hipotecas y luego, con firmas de inversión, reducirían el capital adeudado por los propietarios de la casa y refinanciarían el resto.

Hace ocho meses que Julián Carrillo dejó de pagar la mensualidad de 2,200 dólares de la casa en la que vive su hijo con su familia de cuatro miembros. “Yo ya no estoy trabajando porque estoy en diálisis y mi hijo es el único que la está pagando pero él es jardinero y ya no puede pagar tanto. Hemos querido negociar, hacer una modificación y el banco no acepta”, dice Carrillo.

“No estamos en paz mientras no se arregle lo de la casa”, dice agrega este hispano quien durante 20 años había pagado la vivienda puntualmente, según contó.

Carrillo confía en que la ciudad pueda ejecutar el plan de expropiación de las hipotecas.”Yo pienso que sí se puede”, dice optimista.

El alcalde de El Monte aclara que de aprobarse el plan de expropiación de hipotecas no traería ninguna carga fiscal para la ciudad. “Se trata de que la gente pague menos por sus hipotecas. Eso es todo”, agrega.

Abogados y profesores de leyes están asesorando a la ciudad de El Monte. “Es un proceso complicado, novedoso. Es una opción que en teoría es legal”, dice Quintero, quien también es abogado.

Pero el plan de expropiación de El Monte enfrenta oposición aún en su etapa exploratoria.

“Nos han dicho que puede afectar a las hipotecas nuevas o préstamos futuros para la ciudad”, expone Quintero.

Timothy Cameron, director de SIFMA, la organización que representa a los inversionistas de hipotecas en el país, cree que el uso del derecho de expropiación es inconstitucional y hará mucho más daño que bien.