El BMW Serie 2 Coupé está por ver la luz

La marca alemana devela este deportivo -quizá en el Salón Internacional de Detroit- que buscará reemplazar al Serie 1.
El BMW Serie 2 Coupé está por ver la luz
Cuenta una estructura que enseña la última filosofía de diseño de la compañía.
Foto: BMW

A un mes de la aparición del Serie 4 Coupé, la nueva era de modelos de BMW vuelve a dar que hablar a través del arribo al mundo automotor del Serie 2 Coupé, un ejemplar que se posicionará en uno de los peldaños más altos dentro del segmento de los compactos premium.

Si bien este nuevo vehículo se basa en el Serie 1 Coupé -el cual deja de comercializarse tras 150,000 unidades vendidas en el mundo-, y mantiene las características propias de su clase (división de tres volúmenes, dos puertas laterales, un baúl bien definido y un largo capó), lo cierto es que hay varias diferencias entre uno y otro, y que benefician al último integrante de la familia alemana. Por un lado, cuenta una estructura que enseña la última filosofía de diseño de la compañía, donde se conjugan de manera más notoria los rasgos atractivos y elegantes con los deportivos; y por el otro, las dimensiones variaron y hay más espacio para los pasajeros.

Por fuera se vislumbran nuevos paragolpes, faros de renovada apariencia, nervios en el capó más pronunciados, trazados laterales más marcados, guardabarros más musculosos y una caída del techo que se produce de forma más inclinada. Asimismo, la carrocería mide 4,432 milímetros de largo (72 mm más que el Serie 1), 1.774 de ancho (32 mm más), 1,418 de alto (5 mm menos) y 2,690 mm de distancia entre ejes (30 mm más).

Estas medidas provocan que el habitáculo disponga de mayor lugar, tanto para los pasajeros delanteros como los traseros. Además, la capacidad del baúl es de 390 litros (20 litros más que el modelo que reemplaza) y tiene la particularidad de que se puede incrementar gracias a que, a modo de opcional, se pueden abatir las plazas posteriores en relación de 40:20:40. Fiel al Serie 1, los elementos de la cabina están dirigidos hacia el conductor.

El equipamiento se divide en tres líneas estéticas: Sport, Modern y paquete deportivo M; los cuales ofrecen distintos niveles de acabados exteriores e internos, por lo que cada cliente puede ajustar su Serie 2 Coupé a sus gustos y necesidades. Algunos de los elementos disponibles son llantas de 17 o 18 pulgadas, tapicerías de piel, acabados en aluminio, spoilers más marcados, asientos deportivos y una suspensión mas baja, entre otros.

Para la mecánica, el cliente puede optar por un abanico de versiones de gasolina o diésel. En las de gasolina están el 220i (cuatro cilindros en línea, tiene 184 HP, acelera de 0 a 62 mph en 7,0 segundos) y el M235i (3,0 litros con 326 HP, acelera de 0 a 62 mph en 5,0 segundos y alcanza una velocidad máxima de 156 mph); y entre los diésel aparecen el 218d (2,0 litros con 143 HP), el 220d (motor de 2,0L y 184 HP, velocidad máxima es de 143 mph) y el 225d (218 HP y llega a las 62 mph en 6,3 segundos).

Salvo en la variante 225d, el resto de la gama equipa de serie una caja de cambios manual de seis velocidades; mientras que a modo de opción se puede instalar una automática de ocho de marchas (de serie en el 225d).

La aparición en público del Serie 2 Coupé se daría en la próxima edición del Salón Internacional de Detroit, para luego ya ingresar de manera definitiva a los mercados mundiales. Sin embargo, antes de que esto suceda, se espera que desde BMW revelen la información y las fotografías de las variantes cabrio y de cuatro puertas.