Ghiggia confía que Uruguay clasificará al Mundial 2014

El exfutbolista uruguayo Alcides Edgardo Ghiggia cree que los celestes "deben clasificar sin problemas" frente a Jordania, en la repesca por un lugar en el Mundial de Brasil 2014.

El exfutbolista uruguayo Alcides Edgardo Ghiggia.
El exfutbolista uruguayo Alcides Edgardo Ghiggia.
Foto: Archivo EFE

Montevideo.- El exfutbolista uruguayo Alcides Edgardo Ghiggia, de 87 años y autor del gol que dio a Uruguay la Copa del Mundo de 1950 en el denominado “Maracanazo”, cree que los celestes “deben clasificar sin problemas” frente a Jordania cuando se enfrenten en la repesca por un lugar en el Mundial de Brasil 2014.

“Me parece que la selección jordana tiene futbolistas veloces pero con poca fuerza en la ofensiva. Con la capacidad que tiene actualmente la selección de Uruguay debería clasificar sin problemas”, afirmó Ghiggia.

“Creo que si las cosas son normales, Uruguay debe ganar los dos partidos”, aseguró el exfutbolista, que es uno de los mayores ídolos deportivos del país y último sobreviviente uruguayo de “Maracanazo”.

La selección uruguaya visitará el 13 de noviembre a la de Jordania, que nunca participó en un Mundial, y la recibirá el 20 de noviembre en Montevideo en la repesca que definirá uno de los últimos boletos para la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Ghiggia aceptó hace unos días una invitación de la FIFA para estar presente en el sorteo de grupos del Mundial que se celebrará 6 de diciembre en la zona turística de Costa do Sauípe, próxima a la ciudad de Salvador, capital del estado de Bahía, en el nordeste brasileño.

El exgoleador protagonizó un grave accidente de tránsito el 13 de junio de 2012 cuando el automóvil que conducía fue embestido por un camión al cruzar una ruta nacional.

En la colisión sufrió fracturas en la cadera, rodilla y tobillo además de golpes en la cabeza y estuvo un mes en coma en la unidad de cuidados intensivos de un sanatorio de Montevideo.

Ghiggia, que demoró varios meses en volver a caminar, fue el autor del segundo gol en la victoria, contra todo pronóstico, por 2-1 de Uruguay frente a Brasil en la final de la Copa del Mundo de 1950 en el partido conocido como el “Maracanazo” porque se jugó en el estadio Maracaná de Río de Janeiro frente a 200.000 espectadores.