Abren la chequera azul

Los Dodgers dispuestos a firmar a agentes libres de alto calibre
Abren la chequera azul
Kershaw por contrato millonario.
Foto: AP

Los Dodgers ya están descartados como candidatos para ir tras el dominicano Robinson Canó, pero su poder económico sigue intacto y no escatimarán a la hora de ir tras un reconocido agente libre.

Los azules están seriamente interesados en firmar al derecho japonés Masahiro Tanaka, especialmente si no logran traer de regreso al abridor Ricky Nolasco a un contrato relativo para un cuarto abridor.

Por supuesto, el club angelino ya carga con varios peloteros cuyos contratos sobrepasan los 100 millones, tienen una negociación de grandes proporciones con Clayton Kershaw y están comprometidos a desarrollarse desde dentro de su organización.

Firmar a un lanzador abridor, como de costumbre, es prioridad para el gerente general Ned Colletti, junto a un par de relevistas y un par de infielders, incluso después de haber firmado al infielder cubano Alexander Guerrero.

No importa cuál sería el rol de Nolasco con cualquier otro equipo, el derecho no puede aspirar más allá de ser el cuarto abridor de los Dodgers después de Kershaw, Zack Greinke y el surcoreano Hyun-Jin Ryu.

Los Dodgers tienen a Josh Beckett y Chad Billingsley recuperándose de operaciones, además de los prospectos Zach Lee y Ross Stripling pujando por una oportunidad.

Si Nolasco no acepta un descuento de la casa y la oferta presentada por Tanaka se va por la borda, los Dodgers pudieran considerar el regreso del veterano Hiroki Kuroda.

El problema con Kuroda es que probablemente le costará a los Dodgers una selección de la primera ronda del draft. También se dice que los Dodgers pujarían por el regreso del Brian Wilson y el zurdo J.P. Howell.