De lavaplatos a chef

Latino empezó de abajo y ahora es un especialista en comida francesa
De lavaplatos a chef
Octavio Flores es chef en el restaurante Sol sobre Pacific Coast Highway en Newport Beach.
Foto: La Opinión - Ciro César

En los casi 300 restaurantes de Newport Beach, no existen más de 15 chefs de origen latino.

Uno de ellos es Octavio Flores, especialista en comida francesa, aunque lo suyo es la comida mexicana, un sazón que heredó de su madre que es de Guadalajara y de su padre que es de Colima.

Desde chiquillo, a Octavio le nació el gusto por la cocina. En las carnes asadas de la familia era quien se hacía cargo de la parrilla.

Hace trece años empezó a trabajar en restaurantes, como lavaplatos, pero poco a poco fue aprendiendo a preparar los alimentos bajo la custodia de algunos de los mejores chefs de California.

“Ya cumplí ocho años como chef y para mí es un orgullo, un privilegio trabajar en esta ciudad, por la comida que hacemos, por quienes la hacemos”, dice Octavio, originario del condado de Orange.

En la cocina del restaurante SOL Mexican Cocina, los 24 los trabajadores a su cargo son latinos, quienes hacen de este lugar uno de los preferidos de celebridades como el basquetbolista Kobe Bryant.

“Es a toda madre con los muchachos”, dice Octavio sobre la estrella de los Lakers, quien suele llegar en helicóptero a Newport Beach, donde tiene un lujoso yate.

Lo conocen como “Chef O”, tiene 35 años de edad y dice que sin los latinos como combustible para la economía, los restaurantes no funcionarían.

“En mi experiencia”, dice Octavio, “son los trabajadores latinos los que mueven este negocio, son los que están detrás de la cocina, es muy duro encontrar a alguien que ocupe estos trabajos, porque muchos no quieren estos trabajos, si no estuviera aquí la raza creo que sufrirían mucho los negocios”.

Y agrega sentirse orgulloso de los trabajadores latinos.

“Muchos de ellos traen un talento que no lo conocen y al entrar al negocio de los restaurantes lo descubren”, dice el chef. “Yo creo que la comunidad latina es una de las razones por las que Estados Unidos puede funcionar como está funcionando, porque hay gente local que no quiere hacer este trabajo, y los latinos sí lo hacen”.