Critican desatención a pasajeros afectados por tiroteo en LAX

Cientos de personas que se quedaron varadas en el aeropuerto tras el tiroteo no recibieron información adecuada, asegura el concejal Mike Bonin

Pasajeros en LAX el viernes 1ro de noviembre tuvieron acceso limitado a comida y agua y no les informaron de albergues de la Cruz Roja, asegura el concejal Bonin.
Pasajeros en LAX el viernes 1ro de noviembre tuvieron acceso limitado a comida y agua y no les informaron de albergues de la Cruz Roja, asegura el concejal Bonin.
Foto: AP

Acceso limitado a comida y agua, así como falta de información sobre refugios y hoteles cercanos, son algunos de los problemas que padecieron miles de pasajeros varados y evacuados después del tiroteo en el aeropuerto de Los Ángeles (LAX) el viernes pasado, criticó ayer un concejal.

“Hay lecciones que aprender para minimizar el caos que un incidente puede provocar y mejorar el intercambio de información, los procedimientos de evacuación y la atención a los pasajeros varados”, indicó Mike Bonin, representante del Distrito 11 del cabildo, que abarca el aeropuerto LAX.

Por medio de una moción que presentó hoy en el concejo municipal, Bonin reclama que para muchos pasajeros refugiados en secciones de la terminal internacional Tom Bradley hubo acceso limitado a comida y agua, y recibieron pocos reportes del personal del aeropuerto.

Aquellos que no pudieron cruzar los filtros de seguridad posteriores a la balacera debieron abandonar el lugar a pie, arrastrando su equipaje, por los bulevares Lincoln y Sepúlveda, mencionó el edil.

A los que se vieron forzados a pasar la noche esperando la reanudación de los vuelos no se les informó de los albergues instalados por la Cruz Roja, ni de los hoteles cercanos, agregó el funcionario.

Si bien Bonin elogió la respuesta de las fuerzas del orden al ataque del viernes, reclama que aún hay otros aspectos que deben mejorar. “Ya que LAX sigue siendo un blanco para los terroristas, hay lecciones que aprender”, insistió. “Hubo lagunas de comunicación con los viajantes y una posible falta de apoyo adecuado para los pasajeros varados”, añadió.

Voceros del aeropuerto de Los Ángeles no respondieron la solicitud de este diario por un comentario.

El concejo municipal recordó hoy a Gerardo Hernández, el agente de TSA que fue abatido el viernes, como un padre y esposo “dedicado” que dedicó su vida al servicio de este país.

“Siempre estuvo, dice su familia, emocionado de ir a trabajar. Tomó con orgullo su deber, sirviendo al pueblo estadounidense y tuvo la reputación de siempre sonreír a los pasajeros”, expresó Bonin.

Hernández, nacido en El Salvador, es el primer agente de TSA muerto en el cumplimiento del deber desde los ataques terroristas de 2001.

“Era un hombre de familia que a menudo fue visto jugando con sus hijos afuera de su casa”, dijo el concejal. “Será recordado como un esposo y padre dedicado, y por su servicio al país”, agregó.

“Estamos muy conmovidos por lo que hizo, no sólo con la comunidad, sino con su familia”, expresó el concejal Mitch Englander, en cuyo distrito (12) vivió el fallecido agente.

Se espera que el próximo martes se haga una ceremonia pública en honor a Hernández.